domingo, 18 abril 2021 06:58

García Aguado, el ‘Hermano Mayor’, trata de educar a Rufián en Twitter

  • Rufián ha intentado retratar a Aguado con antiguos mensajes polémicos en los que ensalzaba al líder de Ciudadanos.
  • Aguado respondió al diputado de Esquerra, pero su respuesta ha levantado críticas.
  • El portavoz de ERC en el Congreso ha dedicado hasta tres tuits en exclusiva para criticar al flamante director general de juventud.
  • El diputado de ERC en el Congreso Gabriel Rufián ha vuelto a protagonizar otro enfrentamiento en Twitter. Esta vez se ha enzarzado con el flamante director general de juventud de la Comunidad de Madrid, el expresentador de Hermano Mayor, Pedro García Aguado. La antigua estrella televisiva ha empleado todo lo aprendido educando adolescentes rebeldes para acallar las críticas de Gabriel Rufián, el incombustible político independentista que sabe levantar ampollas allá donde vaya.

    Rufián ha publicado el pasado miércoles dos imágenes, tan solo acompañadas de un breve texto: “No falla”. En una de las fotos se veía un intercambio de tuits entre la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, y el reciente director general de juventud. Calvo había lanzado un mensaje en el que decía estar orgullosa por la “reacción de las mujeres ante las políticas machistas de Trump” y en el que recordaba que había un nuevo récord de representación femenina en las “cámaras de EE UU” y de gobernadoras. Pero lo que de verdad molestó a Aguado fue el broche del tuit, donde afirmaba algo con lo que el Hermano Mayor no estaba de acuerdo: “juntas somos imparables, somos más fuertes para liderar los cambios sociales”.

    El presentador del exitoso programa respondió a la vicepresidenta con contundencia. “¿En qué se basa usted para decir eso? No tiene ni idea de lo fuerte que soy yo para liderar cambios. Y sí, ¡soy hombre! ¡Deje de creerse mejor que los demás!”. Hablamos de unos mensajes que se intercambiaron en noviembre de 2018, lo que hace ver que Rufián se dedicó a desenterrar pasados tuits de los personajes que copan la actualidad política de la Comunidad de Madrid.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”48570″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    La segunda imagen era algo diferente. En ella aparece el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en pleno discurso. La foto la había subido Aguado en 2015, y venía acompañada de un texto que no caería muy bien entre las filas populares: “Muy buena pinta tiene lo que estoy escuchando del líder de Ciudadanos y candidato a la presidencia del Gobierno”. Un mensaje con el que Rufián pretendió levantar críticas hacia Aguado. Cuyo nombramiento le ha servido para retuitear numerosos mensajes jocosos.

    Normalmente los aludidos por Rufián no suelen entrar en su juego. Pero el Hermano Mayor quiso aplicar lo aprendido durante años reeducando adolescentes rebeldes. Por ello le contestó un aplaudido tuit repleto de emojis. “No te preocupes crack en unos meses lo dejo. Cómo tú el parlamento español! Yo también soy de Barrio”. Unas afirmaciones que muchos usuarios no quisieron dejar escapar. “Si te gusta lo que dice Ciudadanos, muy de barrio no serás”, comentaba uno de los tuiteros.

    Rufián ha dedicado parte de su tablón de Twitter a Aguado. Incluso a retuitear mensajes de otros usuarios en los que bromeaban con la doble condición del flamante director, como representante público y expresentador del programa Hermano Mayor. Alguno de los más exitosos decían lo siguiente: “Isabel, 40 años. Arrogante. Las malas compañías han marcado su vida. Lleva 5 años sin pagar el IBI de su empresa. Su mayor éxito profesional ha sido llevar el Twitter de Pecas. Los madrileños están desesperados. Me llamo Pedro García Aguado y hoy soy… SU HERMANO MAYOR”.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”49430″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    También Rufián ha querido acordarse de la cantidad de tuits en los que Aguado había ensalzado a la actual presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. “Dicen que si peloteas mucho a Isabel Díaz Ayuso, te busca un carguito, como le ha pasado a Pedro García Aguado”, decía el mensaje retuiteado por el político de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). Y se acompañaba por una imagen que recogía gran cantidad de mensajes en los que el expresentador de televisión aplaudía la gestión y las palabras de Díaz Ayuso.

    Entre tanto, Rufián parece haberse quedado en tierra de nadie. Son muchas las críticas que le vienen de mano de los propios independentistas con los que se siente identificado. El pasado martes, el diputado de ERC se enzarzó con el periodista de Onda Cero Juan Ramón Lucas por un tuit que había publicado un miembro de la Asamblea Nacional Catalana tras el accidente mortal de un piloto del Ejército en Murcia. Rufián ha renegado ya en numerosas ocasiones del ala más radical del independentismo. Y estos sectores no se lo perdonan.