martes, 19 enero 2021 04:38

Valls, Albares y Ángeles Moreno, candidatos a heredar la cartera de Exteriores

  • Manuel Valls, todavía en el radar del PSOE, ha pedido recientemente a Ciudadanos que se abstenga en la investidura de Sánchez.
  • Otro de los nombres para sustituir a Borrell es el del asesor internacional de Sánchez, José Manuel Albares.
  • La subsecretaria de Exteriores, Ángeles Moreno, ha cogido fuerza en los últimos meses para ser candidata a heredar la cartera de Exteriores.
  • Aún no se sabe quién sustituirá a Josep Borrell al frente del Ministerio de Exteriores. El político catalán ya ha dado el salto a la política europea como jefe de la diplomacia de la Unión Europea (UE). Entretanto, pendientes de que el líder socialista sea capaz de tejer una mayoría suficiente para ser investido presidente del Gobierno, los nombres para suceder a Borrell ya circulan por la sede de Ferraz. Aún está sobre la mesa el del exprimer ministro de Francia Manuel Valls. Pero en los últimos meses han surgido otros dos candidatos que ganan puntos por momentos para sentarse en el Consejo de Ministros: la subsecretaria de Exteriores, Ángeles Moreno, y el asesor internacional de Sánchez, José Manuel Albares.

    Situar a Valls al frente de Exteriores es una opción que gusta a muchos dentro del PSOE. Remarcaría la condición europeísta del partido y pondría al frente de un Ministerio de Estado a un político con una trayectoria de peso. El propio exprimer ministro de Francia ha pedido el pasado 12 de noviembre en una entrevista en la Cadena Ser al partido con el que compartió plataforma electoral en Barcelona (Ciudadanos) que se abstenga en la investidura de Pedro Sánchez. Pero también se ha empeñado en recordar a los oyentes que el ya no está ligado a la formación naranja.

    Lo único que queda por ver es si la coalición con Unidas Podemos ayuda al nombramiento de Valls como ministro. Algunos dentro del PSOE opinan que el político franco-español podría ser un contrapeso moderado ideal para un Gobierno con ministros del partido de Pablo Iglesias. Otros creen que darle a Valls la cartera de Exteriores puede generar fricciones con la formación morada. Pero en cualquier caso, el debate ha puesto el nombre del exprimer ministro sobre la mesa.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”38180″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Pero hay otro miembro de la casa socialista que ha ganado medallas en un segundo plano. Se trata de José Manuel Albares, el secretario general de asuntos internacionales de la presidencia del Gobierno. Ha sido la sombra del líder socialista desde que se puso al frente del Ejecutivo. Ha acompañado a Sánchez en todas las cumbres internacionales y en todos sus viajes. Y su asesoramiento ha sido muy valorado dentro del partido.

    Entre los méritos de su gestión, el PSOE le atribuye gran responsabilidad en el acuerdo que ha firmado la UE con Mercosur e incluso el nombramiento del propio ministro de Exteriores como Alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad. Al ser de la casa y de la confianza de Sánchez, su nombramiento podría ser cuestión de que Iglesias y el líder socialista logren el apoyo de los partidos nacionalistas necesarios para que el presidente del Gobierno renueve su residencia en La Moncloa.

    En los últimos meses ha surgido una nueva candidatura que también es del agrado de muchos dentro del PSOE. Se trata de la subsecretaria del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Ángeles Moreno. Su trayectoria política se ha convertido en un aval importante para sentarse en el Consejo de Ministros. Ya tiene experiencia en gestión de Gobierno. Y no solo con Sánchez, pues también ha desempeñado el papel de directora del Gabinete del secretario general de Presidencia del Gobierno y directora del Gabinete de la secretaria de Estado de Defensa.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”50509″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Su experiencia en el ámbito internacional es amplia, pues tal y como se define en su biografía, “ha desempeñado puestos en México, Sierra Leona, Egipto, Panamá y Rusia y ha sido embajadora en misión especial para Asuntos Energéticos, subdirectora general adjunta de Cooperación y Promoción Cultural Exterior y, en el Ministerio del Interior, subdirectora general de Relaciones Internacionales, Inmigración y Extranjería y directora general de Relaciones Internacionales”. Fue en este último cargo en el que estuvo al frente de la gestión de la crisis de los cayucos que sufrió Canarias en 2006. Una gestión que se convirtió en ejemplar y que luego sus sucesores han continuado.

    Moreno es una feminista convencida. Recientemente fue entrevistada por el programa de La Sexta, El Intermedio, donde habló de la “invisibilidad” que ha sufrido a lo largo de su trayectoria profesional. Según relató, fue en Moscú donde tuvo su “primera experiencia, desde el punto de vista de mujer, de desaparecer”. “En un almuerzo con embajadores de la UE fui invisible, no existía por ser mujer”, recordó la subsecretaria. Sin embargo, ahora se ha convertido en una candidata más que visible para recoger los galones de Borrell.