jueves, 27 enero 2022 18:12

Valencia: Un grupo de proxenetas es desarticulado en Alzira

La Policía Nacional ha desarticulado una organización criminal de proxenetas dedicada a la trata de seres humanos y la explotación de mujeres de origen rumano. La operación se ha desarrollado de forma simultánea en las localidades de Alzira (Valencia) y Saarbrücken (Alemania).

La investigación ha tenido lugar en el mercado de una operación desarrollada por un Equipo Conjunto de Investigación (ECI) entre España y Alemania. Ha sido coordinada por EUROPOL bajo la dirección de Eurojust. Han sido partícipes de la operación agentes de la Policía Nacional con el apoyo de una oficina móvil de EUROPOL y dos miembros de la policía alemana de Sarre, un estado federado de Alemania.

Como resultado de la intervención han sido detenidas 16 personas, la mayor parte de ellas de nacionalidad rumana. Además se han dictado 10 órdenes de búsqueda. 17 mujeres han sido identificadas como víctimas de trata y explotación por parte de la organización criminal.

Tras proceder a la detención de los integrantes del grupo criminal se ha procedido a llevar a cabo cinco entradas y registros en domicilios de los proxenetas en Valencia. En ellos se han intervenido 8.000 euros en efectivo, joyas por valor de 10.000 euros, tres vehículos de alta gama y seis armas blancas.

La operación dio comienzo tras la denuncia que fue presentada ante la Policía Nacional por una de las víctimas. Estaba aseguró ser captada y explotada sexualmente por un grupo criminal integrado por ciudadanos de nacionalidad rumana.

PROXENETAS ASENTADOS EN ESPAÑA Y ALEMANIA

El grupo criminal desarticulado por los agentes se encontraba asentado en las localidades de Alzira (Valencia) y Saarbrücken, una ciudad del estado federado del Sarre, en el suroeste de Alemania.

Con el desarrollo de la investigación, los agentes solicitaron la colaboración de EUROPOL así como del intercambio de información con la policía germana, lo que resultó clave para la detención de los integrantes del grupo delicitivo.

Gracias a la cooperación entre estos organismos fue posible tener conocimiento de que la organización criminal se había visto obligada a abandonar la ciudad alemana. Lo hizo debido a sus duros enfrentamientos con una organización rival. Tras abandonar Alemania, todos sus miembros pusieron rumbo a Valencia, donde se asentó toda la red, incluidos los principales líderes de la banda.

MÉTODO ‘LOVER BOY’

Para la captación de sus víctimas, los proxenetas recurrían a mujeres que, en Rumanía, se encontraban en estado de necesidad o que eran parte de familias desestructuradas y que tenían cargas familiares. Para ello recurrían al conocido método de «Lover Boy».

Esta técnica consiste en lograr el enamoramiento por parte de la víctima de un hombre que le promete un futuro mejor para posteriormente aprovecharse de ella. En otros casos, recurrían a relaciones familiares o de amistad de la que eran naturales los miembros de la organización para llevar a cabo la captación.

Una vez que lograban reclutar a sus víctimas, estas eran trasladadas a España, donde se les desposeía de su documentación. Además, sufrían vejaciones y agresiones y se les obligaba a ejercer la prostitución. Para ello, se les hacía trabajar en el polígono industrial Pista de Silla, ubicado cerca de la ciudad de Valencia.

Las víctimas eran estrictamente vigiladas y controladas por los miembros de la banda criminal. Estos eras quienes se encargaban de buscar clientes y de acordar el precio por los servicios sexuales. Esto les permitía generar importantes beneficios económicos.

La Policía Nacional desarticula un grupo de proxenetas que actuaba en Alzira (Valencia) y Saarbrücken (Alemania)
Se han intervenido 8.000 euros en efectivo, además de joyas por valor de 10.000 euros, tres vehículos de alta gama y seis armas blancas.

16 PROXENETAS DETENIDOS

La operación concluyó con la entrada y registro en cinco domicilios en la provincia de Valencia. Cuatro de ellos en la localidad de Alzira y uno en Tabernes de Valldigna.

La Policía Nacional ha detenido a 16 personas, entre las cuales se encuentran los cinco principales líderes de la red, que han ingresado en prisión. También se han identificado a 17 mujeres que han sido víctimas de trata y explotación.

En los registros efectuados se han aprehendido 8.000 euros en metálico y joyas por valor de 10.000 euros. Además, también se han incautado tres vehículos de alta gama, seis armas blancas, 300 gramos de marihuana y diversa documentación de las víctimas.

A los integrantes de la organización criminal se les imputan delitos de explotación sexual, pertenencia a organización criminal, trata de seres humanos, lesiones y amenazas.

LA TRATA DE SERES HUMANOS CONTINÚA EN AUMENTO

Desde la ONU se continúa insistiendo en la necesidad de actuar frente al alarmante crecimiento en la trata de personas con fines sexuales, laborales o de tráfico de órganos. Es un problema que no para de crecer, especialmente en América, Oriente Medio y Asia.

A lo largo de los últimos cinco años ha crecido un 66%, con más de 25.000 casos en todo el mundo. En este sentido, los datos reflejan que el 23% de la trata son niños y un 70% son mujeres y niñas. Además, un 59% tienen fines de explotación sexual, como en el caso de los proxenetas de Valencia.

Sin embargo, a pesar del aumento de la trata de seres humanos, el total de condenas por este tipo de delitos es bajo. Esto provoca que exista un bajo riesgo para los traficantes de ser procesados por la justicia. En aquellos países donde hay conflictos bélicos es en los que se produce una mayor trata de mujeres con fines sexuales, que son entregadas a soldados y grupos armados.

Tras la trata con fines de exclavitud sexual se sitúa la trata con fines de explotación laboral. Este supone un 30% de la trata y se produce, en mayor medida, en África subsahariana y Oriente Medio. Tras ellos se sitúa el tráfico de órganos.

Muchas de las víctimas de trata de seres humanos son captadas por las mafias en campos de refugiados o zonas en las que existen conflictos. El perfil son personas que viven en zonas inseguras, con abundante miseria y problemas familiares.

50.000 VÍCTIMAS DE TRATA EN ESPAÑA

En España se estima que en torno a unas 50.000 personas son víctimas de trata de personas, principalmente relacionadas con la explotación sexual.

Cientos de mujeres son atraídas al territorio español por los proxenetas bajo promesas de una nueva vida y falsas promesas. Una vez llegan a España viven en malas condiciones y son obligadas a ejercer la prostitución u otros trabajos contra su voluntad, bajo amenazas y violencia.

En cifras económicas, este tipo de negocios ilícitos generan en torno a 5 millones de euros al día, lo que supone cerca de 1.825.000.000 euros anuales. Estos datos colocan a la trata como el segundo negocio clandestino más lucrativo del mundo. Se sitúa por delante del tráfico de drogas y tan solo le supera el tráfico de armas.