lunes, 26 julio 2021 20:42

Sí a la marihuana, no a los animales: Nadie en el Congreso recibe la Ley Cero de PACMA

  • El partido animalista ha acudido al Congreso a presentar la Ley Cero, para endurecer las penas contra el maltrato.
  • Íñigo Errejón y Miriam Nogueras han recibido solo a los manifestantes que querían legalizar la marihuana.
  • Unidas Podemos se apropió en campaña del estandarte del animalismo pero ahora lo ha dejado a un lado.
  • La puerta del Congreso de los Diputados se ha convertido este miércoles en un circo donde ha importado más la foto que el contenido. Íñígo Errejón, líder de Más Madrid, y Miriam Nogueras, de Junts per Catalunya, se han apresurado a recibir entre abrazos y sonrisas a un grupo de manifestantes que pedían legalizar la marihuana. Sin embargo, la llegada de PACMA ha pasado desapercibida para todos los parlamentarios. Laura Duarte, presidenta del partido animalista, ha acudido al Congreso a presentar la Ley Cero, una medida que pretende endurecer todo lo relacionado con el maltrato animal.

    “Cannabis”, repetían los diputados junto a los manifestantes para hacerse una foto. Es un sustituto del clásico “patata”. Pero les pareció poco atractivo hacer lo mismo con los animalistas, quienes estaban justo en frente, con una propuesta de ley que pretende revisar al completo las penas contra el maltrato animal, la ley de caza, el trato en circos y otras situaciones en las que los animales son los únicos que sufren. Pero Errejón y Nogueras tenían prisa por volver a sus asuntos. De hecho, solo dedicaron 20 minutos a los que pedían legalizar la marihuana.

    Unidas Podemos se ha conformado con colocar a un vegano como director de Bienestar Animal que, hasta el momento, poco ha hecho contra el maltrato y la tauromaquia. Esa promesa de celebrar un referéndum para que los españoles vean si quieren celebrar estas fiestas en las que los toros son los únicos perjudicados parece haber caído en el olvido. Así que, hasta el momento, el compromiso de la formación morada para acabar con el maltrato animal se ha quedado en un paquete de medidas tímidas, que pasan por permitir la caza en todo su esplendor, pero sí que ha ampliado dicho maltrato a los animales salvajes, hasta hace meses desprotegidos.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”56862″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Algunos diputados pueden considerar más o menos ambiciosa la Ley Cero de PACMA. Pero ninguno se ha dignado a recibir a las puertas del Congreso a los manifestantes del partido que pretende mejorar la situación de los animales. Ni siquiera Pablo Iglesias, que hizo de ello bandera durante la campaña electoral. El líder de Unidas Podemos, desde que es (otro) vicepresidente del Gobierno, se ha centrado más en asuntos de Estado, como entrar en la comisión del CNI o usurpar las funciones de Luis Planas al frente del Ministerio de Agricultura, que en cumplir sus promesas electorales.

    “Cannabis”, repetían los diputados junto a los manifestantes para hacerse una foto.

    Lo mismo con Íñigo Errejón, quien sí que se ha dignado a levantarse del escaño para recibir a aquellos que hacen de la legalización de la marihuana su lucha particular. Risas, cannabis, abrazos y un ramo de flores que era un cogollo para aplaudir la iniciativa que rezaba “Plantada en el Congreso”, pero ni un guiño a los animalistas de PACMA.

    PACMA RECOGE 230.000 FIRMAS

    Desde el partido de Laura Duarte no han dado importancia a que les reciban. Duarte ha explicado a MONCLOA.COM que lo que importa es impulsar la Ley Cero, un proyecto en el que han trabajado varios meses y que ya cuenta con más de 230.000 firmas, casi los mismos votantes que hay detrás de PACMA. Y espera que los que hicieron del animalismo su estandarte durante la campaña se hagan eco de sus palabras, al menos un poco.

    El retroceso de Unidas Podemos respecto a su promesa de celebrar un referéndum sobre la tauromaquia recuerda a otros casos, como el del ministro de Consumo, Alberto Garzón, con el hecho de poner coto a las casas de apuestas. Al entrar en el Ejecutivo se le llenó la boca con las cosas que les haría a este lobby que afecta a los barrios más pobres. Todos pensaban que Bet365 y Bwin dejarían de estar en los carteles de cada marquesina, pero al final el propio Garzón presentó un proyecto tan tímido que recordaría al de poner límites a la tauromaquia, en caso de que existiera.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”55161″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    En cualquier caso, la ley ha llegado al Congreso. Este proyecto pretende priorizar asuntos que ya claman al cielo ante la opinión popular. Los circos, la tauromaquia, las penas por maltrato animal y la caza son algunos de ellos. Algo que desde PACMA esperan, al menos, que se debata en el Congreso. Hay partidos como Unidas Podemos y Más País que se han mostrado cercanos a estas ideas que ahora son determinantes para dejar claro su predisposición a cambiar las cosas.