miércoles, 12 mayo 2021 07:16

Los TEDAX realizan doce intervenciones en Logroño por el coronavirus

Agentes pertenecientes al Grupo Operativo TEDAX-NRBQ, especializados en la desactivación de artefactos explosivos y amenazas nucleares, radiológicas, biológicas y químicas, de La Rioja han llevado a cabo doce intervenciones hasta el momento en Logroño. La amenaza biológica por el coronavirus COVID-19 ha provocado su intervención.

Dicho Grupo Operativo se encuentra integrado por un total de siete agentes, seis de ellos hombres y una mujer. Además también hay tres subinspectores, dos oficiales y dos policías. Con sus actuaciones, que en gran parte consisten en la descontaminación de espacios públicos, tratan de hacer frente a la epidemia.

La amenaza biológica del coronavirus ha provocado que los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado estén muy expuestos al contagio. Por este motivo, parte de la actuación de los especialistas del TEDAX-NRBQ se han centrado en impartir charlas de formación. En ellas han informado a los agentes acerca de la propagación del COVID-19, así como de las medidas de protección que deben adoptar y el correcto uso de los Equipos de Protección Individual.

Todos los integrantes de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja han sido informados de la manera de proceder ante el virus. Asimismo, estas indicaciones se extendieron al cuerpo de la Policía Municipal de Logroño.

NOTIFICACIÓN DE AISLAMIENTO POR PARTE DEL TEDAX

El Grupo Operativo TEDAX-NRBQ de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja se encargó el pasado 9 de marzo de notificar la resolución de la Consejería de Salud de la comunidad autónoma mediante la cual se ordenaba el aislamiento domiciliario obligatorio para 41 personas. Se trata de personas que, tras haber sido sometidas a la prueba de detección del coronavirus, habían dado positivo.

Este dispositivo fue desarrollado por los integrantes del grupo policial, para lo cual recurrieron al uso de Equipos de Protección Individual (EPIs). Además estuvieron asistidos por efectivos de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de dicha Jefatura.

Los especialistas del TEDAX están interviniendo en la asistencia a los indicativos de Seguridad Ciudadana en el momento de llevar a cabo actuaciones en las que se encuentran involucradas personas afectadas por coronavirus. Sus tareas se centran en el asesoramiento, descontaminación y colaboración en la retirada de los EPIs.

“BOMBA” BIOLÓGICA

Los TEDAX nacieron como una unidad de artificieros principalmente dedicada a desactivar explosivos. Sin embargo, en estos momentos hacen frente a una “bomba” biológica que ha provocado una crisis sanitaria sin precedentes en España.

Los miembros de este grupo operativo cuentan con formación para protegerse de diferentes virus. Estos conocimientos les han permitido elaborar un protocolo de actuación para todos los policías que trabajan en diferentes puntos del territorio nacional.

En el documento creado indican desde el tipo de mascarillas que deben utilizar hasta la forma en la que deben ponerlas o quitarlas para evitar contagios. De igual forma explican la manera en la que se deben utilizar otros elementos de protección como el mono, los guantes o las protecciones oculares.

Entre las labores que han llevado a cabo los TEDAX en estas últimas semanas se encuentra su intervención en fallecimientos. Cuando existe la posibilidad de que una persona ha fallecido en su domicilio por coronavirus, activan su protocolo de actuación. De esta manera se trata de evitar la propagación de la epidemia que está obligando a la ciudadanía a guardar aislamiento en su domicilio.

Los TEDAX realizan más de una decena de intervenciones en Logroño por el coronavirus
Con la aparición de la amenaza biológica COVID-10, los especialistas TEDAX-NRBQ están llevado a cabo intervenciones consistentes en asesoramiento, descontaminación y apoyo en la retirada de Equipos de Protección.

TAREAS DE DESCONTAMINACIÓN

Los TEDAX han desarrollado en algunas regiones tareas de descontaminación, al igual que lo hace desde el comienzo de la epidemia la Unidad Militar de Emergencia (UME).

De esta forma se trata de desinfectar zonas en las que hay una mayor concurrencia de personas. Este es el caso de los hospitales u otros edificios públicos. De esta forma se trata de evitar la propagación del COVID-19, un virus que ya ha superado los 117.000 infectados en España. Hasta el momento el balance es de más de 10.000 muertos y 30.000 recuperados.

La UME ha trabajado sin descanso a lo largo de las últimas semanas por todo el territorio nacional. Especial hincapié se ha hecho en aquellas zonas identificadas por la unidad como sensibles. Estas pueden serlo por su importancia, como hospitales, centros de salud o estaciones de autobús y ferrocarril; o por su grado de ocupación, como es el caso de los supermercados e hipermercados. También se han realizado limpiezas y desinfecciones en aquellos lugares susceptibles de ser utilizados para zonas de campamento u hospitales de campaña.

La Operación Balmis de la UME ha supuesto el despliegue de más de mil militares para este tipo de labores, trabajando en coordinación con las Fuerzas Armadas. Asimismo, esta entidad lucha contra el COVID-19 realizando controles de aislamiento de la población, velando por el cumplimiento del estado de alarma activo en España.

HISTORIA DE LOS TEDAX

Tras la I Guerra Mundial y debido a la elevada cantidad de explosivos y municiones que se utilizaron en ella, las unidades de artificieros tuvieron la misión de desactivar los explosivos militares no detonados. Más tarde, a principios de la década de los 70, la evolución de la amenaza terrorista obligó a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad a responder al uso de artefactos explosivos por parte de estos.

Ante la gran amenaza de grupos terroristas como ETA, se creó la unidad de los TEDAX del Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil en 1973. Desde entonces se han encargado de intervenir ante la detección y presencia de artefactos explosivos e incendiarios.

Desde diciembre de 2004, el grupo asumió la competencia en incidentes NRBQ. Estos son aquellos que tienen que ver con amenazas nucleares, radiológicas, biológicas y químicas. De ahí nació la especialidad TEDAX-NRBQ.

Por ello, en la actualidad, los integrantes del grupo se encargan también de recoger, analizar, transportar e investigar sobre diferentes agentes y sustancias que puedan ser peligrosas para la población. Este es el caso del coronavirus COVID-19.

Dentro de esta especialidad se encuentran 300 agentes, quienes reciben una completa formación para poder responder ante las amenazas. Sus miembros se seleccionan entre miembros de la Policía Nacional que acumulan más de dos años de servicio activo. Además deben superar diferentes pruebas, entre las que se encuentran pruebas de aptitud psíquico-física, y de conocimientos de biología, química, electrónica y física.