martes, 21 septiembre 2021 00:46

Ortuzar cree «quitar a PNV» es «la única coherencia» de un tripartito

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha afirmado que, aunque en el PSE-EE «probablemente» haya personas que quieran «experimentar», la única «coherencia» de un tripartito entre los socialistas, EH Bildu y Elkarrekin Podemos-IU «a la gresca» es «quitar al PNV». Asimismo, ha criticado que EH Bildu está «todo el día suspirando por que les haga un cariñito Sánchez» y pone «muy barata su mercancía», mientras que el PNV, por el contrario, es «muy exigente» y va a seguir «echándole un pulso».

En una entrevista concedida a Onda Vasca, el dirigente jeltzale ha asegurado que, para las elecciones del próximo 12 de julio le preocupa «más la abstención que la oposición» y, en este sentido, ha advertido de que «lo que viene» tras la pandemia de covid-19 no es «fácil» y, por ello, se necesita «un lehendakari empoderado que pueda tomar decisiones rápidas» y que el 1 de septiembre haya un gobierno «a velocidad de crucero para salir de la crisis».

Ortuzar ha criticado «lo que están prometiendo» desde los partidos de la oposición durante estas semanas, de modo que, «sin empezar la campaña, algunos ya se han gastado más dinero que el que tiene el presupuesto de Euskadi, prometiendo cosas que luego no van a poder cumplirse». «Y a la gente no hay que tomarle el pelo nunca pero menos después de estar pasando lo que está pasando y teniendo que hacer frente a lo que hay que hacer frente», ha subrayado.

El presidente del PNV ha subrayado la importancia de estos comicios autonómicos, que ha comparado con los que se produjeron tras las inundaciones de 1983, «una desgracia natural que pilló en un momento muy complicado» también. En este caso, ha señalado, la pandemia ha llegado «justo» cuando se estaba saliendo de la crisis de 2008 y en un momento en el que hay que «reinventarse» en materia de autogobierno, que «está un poquito desgastado» y hay que actualizar.

Tras advertir de que son «las elecciones más importantes en 40 años» y la transformación social y política de cara a 2030 se va a empezar a fraguar en esta legislatura, ha considerado que es «importante» que el próximo gobierno tenga mayoría absoluta en el Parlamento para «no perder ni un minuto» y que «las decisiones se tomen rápido».

En este sentido, ha recordado que en esta última legislatura el Ejecutivo ha tenido que estar «tirando de un carro pesadísimo» y, además, «había gente que nos ponía palos en la rueda». «La mayor parte de las veces, ninguno de los partidos de la oposición quería llegar a los acuerdos», ha lamentado.

En este marco, Ortuzar ha indicado que su partido no está «a disgusto» con la fórmula de coalición con el PSE-EE, que es «coherente» con los gobiernos del resto de instituciones vascas, y no son los jeltzales los que «han sacado la posible alternativa» de gobierno. «El PNV está contento y creo que es bueno para el país que este gobierno pudiera extenderse», ha apuntado.

Respecto a la postura de los socialistas, ha manifestado que «los socios minoritarios siempre tienen la pulsión de probar otras cosas y, probablemente, en el seno del PSE sí haya gente que por qué no experimentar». No obstante, ha advertido de que «en política la coherencia es básica» y no ve, «salvo la coherencia de quitar al PNV, qué coherencia podría haber en un gobierno tripartito de izquierdas con un Podemos y un PSOE que andan a la greña, con un Podemos y un Bildu que andan a la greña».

En todo caso, ha opinado que «lo mejor para que a unos y otros se les quiten las veleidades es un resultado nítido del PNV, suficientemente importante, para que nadie tenga esa tentación».

«CARIÑITO DE SÁNCHEZ»

En esta línea, preguntado por las palabras del coordinador de EH Bildu, Arnaldo Otegi, en las que advertía de un «Gobierno de ‘ninis’, ni abertzale ni socialista» entre el PNV y el PSE-EE, ha criticado que Otegi «dice eso» y que también «le gustaría pactar con los socialistas y pierde lo que haya que perder por llegar a acuerdos con Sánchez». Según ha censurado, «a la izquierda abertzale le pierde la obsesión antiPNV y la única argamasa que tiene, además del tema de presos, es quitar al PNV. No es ni la pulsión abertzale, ni la pulsión de izquierdas».

El presidente del PNV ha señalado que, «en el fondo, están todo el día suspirando por que les haga un cariñito Sánchez, el PSOE, el Gobierno de Madrid o aquí aparezcan en una foto, y ponen en valor todos sus contactos con un ministro o una ministra».

De este modo, ha indicado que, mientras el PNV es «muy exigente», EH Bildu está poniendo «muy barata su mercancía». «Nosotros somos muy exigentes con el autogobierno vasco y con las condiciones en las que tienen que venir las cosas aquí».

En este sentido, ha recordado que «la última polémica», tanto en el fondo como en las formas, con el Gobierno ha sido por el reparto de los 16.000 millones del fondo para las autonomías. «No son formas de hacer las cosas sin respetar la ley de Concierto. Y luego también el reparto de los fondos no creemos que es razonable, y vamos a seguir echándole un pulso a Sánchez hasta que se celebre la comisión de Concierto y podamos pactar y acordar cuál es la senda de déficit consolidada en Euskadi para el futuro».

En palabras de Andoni Ortuzar», «la diferencia es clara. Bildu está a hacer escaramuzas, a conseguir unas cositas», mientras que PNV está «jugando a la mayor, si Euskadi va a tener capacidad económica suficiente para hacer frente a la crisis o no».

«Nosotros vamos a pelear al máximo y vamos a tensar la cuerda todo lo que haya que tensar para que Euskadi tenga la capacidad financiera que se merece y necesita», ha asegurado. Preguntado si se ha planteado ‘romper la cuerda’, ha considerado que «no es inteligente». «Ya vendrá. En política hay que saber dosificar las fuerzas y espero que en no mucho tiempo seamos capaces de desatascar esta situación porque lo que pedimos es de justicia», ha concluido.

Finalmente, preguntado por la colocación de una bandera navarra frente a la sede de PNV en Pamplona como acto de protesta, ha recordado que «probablemente hoy el partido más veterano de Navarra sea el PNV». Además, ha asegurado que le hace «ilusión» que vayan «con el banderón» porque «eso quiere decir que les molestamos».