lunes, 1 marzo 2021 17:41

¿Las aceitunas engordan o adelgazan? Mitos y verdades

La aceituna es un fruto que lleva consumiéndose en la zona del Mediterráneo desde hace milenios y siempre ha sido un alimento muy apreciado y valorado por las diferentes civilizaciones. Hasta que los falsos mitos ensombrecieron sus beneficios y, junto con los frutos secos, las aceitunas quedaron arrinconadas como alimentos casi prohibidos, a pesar de sus  increíbles características nutricionales. ¿Es por tanto cierto este mito y es mejor evitarlas porque engordan? Ahora lo veremos aclarando mitos y verdades.

El rechazo al consumo generalizado de grasas es ya un discurso obsoleto en el campo de la nutrición porque no todas las grasas son malas y de hecho, algunas son necesarias. Veremos si pasa igual con las aceitunas. Es importante porque para la mayoría es un picoteo casi sagrado no sólo en bares y restaurantes sino también en casa, además de usarlas para acompañar en ensaladas, arroz o incluso guisos.

El valor nutricional de las aceitunas

aceitunas-a-granel

Las aceitunas son ricas en hierro, potasio, calcio, magnesio, fósforo, sodio, tienen propiedades antioxidantes, nutren los huesos, relajan los músculos y favorecen la eliminación de toxinas. Pero, ¿y qué hay con sus grasas? Porque siempre se relaciona con alimentos calóricos. Pues contienen un 70% de grasas monoinsaturadas que son beneficiosas para el organismo pues son las que aportan los omegas 3 y 6 al organismo, que son ácidos grasos esenciales que regulan el nivel de azúcar en sangre, los triglicéridos en colesterol, mantienen una correcta presión arterial y previenen la aparición de diabetes. Al ser ricas en fibra, el aporte calórico real es menor, ya que el proceso de digestión requiere más energía.