jueves, 15 abril 2021 13:06

¿Las aceitunas engordan o adelgazan? Mitos y verdades

La aceituna es un fruto que lleva consumiéndose en la zona del Mediterráneo desde hace milenios y siempre ha sido un alimento muy apreciado y valorado por las diferentes civilizaciones. Hasta que los falsos mitos ensombrecieron sus beneficios y, junto con los frutos secos, las aceitunas quedaron arrinconadas como alimentos casi prohibidos, a pesar de sus  increíbles características nutricionales. ¿Es por tanto cierto este mito y es mejor evitarlas porque engordan? Ahora lo veremos aclarando mitos y verdades.

El rechazo al consumo generalizado de grasas es ya un discurso obsoleto en el campo de la nutrición porque no todas las grasas son malas y de hecho, algunas son necesarias. Veremos si pasa igual con las aceitunas. Es importante porque para la mayoría es un picoteo casi sagrado no sólo en bares y restaurantes sino también en casa, además de usarlas para acompañar en ensaladas, arroz o incluso guisos.

Ricas en vitaminas y minerales

aperitivo aceitunas

Las aceitunas son fuente también de muchas vitaminas. Contiene vitamina A que se encarga de la formación de la piel, los dientes, y los tejidos. También son ricas en vitamina E, que actúa como antioxidante protegiendo a las células de los efectos de los radicales libres. La vitamina K, también presente en este fruto, favorece la producción de proteínas y contribuye a la buena coagulación de la sangre. Como ves un alimento de lo más completo y que puedes tomar directamente.

También tiene minerales muy importantes para la buena salud, comenzando por el potasio y el sodio que trabajan de forma sinérgica y regulan el nivel de agua fuera y en el interior de las células. Por otra parte, contienen calcio y fósforo que están vinculados con la nutrición y la formación de huesos y dientes. El fósforo por ejemplo es un elemento fundamental para producir una proteína que se encarga de la conservación y reparación de células y tejidos. Las aceitunas también son ricas en magnesio, necesario para el buen funcionamiento de los nervios y los músculos, y tienen un elevado contenido en hierro.