jueves, 4 marzo 2021 17:26

Las pruebas de ortografía: la criba de los exámenes de la Guardia Civil

  • La polémica reside en la oración “Le dije que trajese treinta y un comensales y no veintiuno".
  • Ambas opciones son correctas pero desde la Jefatura de Enseñanza de la Guardia Civil se indicó que "treinta y un" era la respuesta correcta.
  • Muchos opositores dependen de este punto para ingresar en el cuerpo. 
  • El pasado fin de semana tuvieron lugar las pruebas de conocimiento, la de idiomas y la prueba de ortografía para entrar en el cuerpo de la Guardia Civil. Hasta ahí todo normal. No obstante, una de las preguntas de la parte de ortografía generó polémicas entre los opositores. En la oración “Le dije que trajese treinta y un comensales y no veintiuno” reside la cuestión. Los aspirantes tenían que decir si las “palabras treinta y un” y “veintiuno”estaban bien escritas y, en caso de que no, corregirlas.

    Sin embargo, “treinta y un” admite varias grafías por lo que se han quejado para que se anule esta pregunta ya que muchos de los alumnos que se examinaron dependen de este punto para ingresar en el cuerpo. Más tarde, desde la Jefatura de Enseñanza de la Guardia Civil se indicó que “treinta y un” era la contestación correcta y, por lo tanto, no había por qué corregirla.

    La Real Academia Española de la Lengua (RAE) establece que hasta 30 los números deberían escribirse en una sola palabra, es decir, “veintiuno” estaría bien escrito. Aparece sin apocar porque funciona como pronombre, no lleva nombre detrás: “las grafías complejas (veinte y uno) son anticuadas y deben evitare” se puede leer en el capítulo dedicado a cardinales de la web de la RAE.

    A partir de 30 cambia la grafía, aunque hay excepciones: “por analogía con la serie de los cardinales compuestos de diez y veinte se acepta la grafía simple en los correspondientes a otras decenas (treintaiún)”. Así hasta llegar a 100. Entonces, ¿cómo se escribe? Según la Fundéu-Fundación del español urgente, lo más correcto sería hacerlo como se estipulaba en el examen (“treinta y un” y “veintiuno”) aunque las dos respuestas deberían estar admitidas. Es decir, si se tacha el “treinta y un” no tendría por qué considerarse un fallo.

    Esta no es la primera vez que la polémica planea sobre los exámenes al cuerpo de acceso a la Guardia Civil. En 2019 la Jefatura de Enseñanza de la Guardia Civil se vio obligada a anular la pregunta de “javaque”, no admitida por la RAE por ser un término en desuso,  ante las quejas de los opositores que promovieron una recogida de firmas por la dificultad de muchas de las palabras incluidas en las pruebas de ortografía.

    Se saldrá de dudas el viernes 30 de octubre, que es cuando está previsto que la Jefatura de Enseñanza de la Guardia Civil publique las notas provisionales de las pruebas del pasado fin de semana. A partir de ahí se abrirá un plazo de tres días para presentar impugnaciones.

    Pruebas polémicas

    La prueba de ortografía no es la única que ha levantado ampollas entre los aspirantes. También han cargado contra las diferencias notables de dificultad entre el examen del sábado 24 y el del domingo 25 y contra la prueba psicotécnica. En este último caso se impugnó una pregunta en el examen del sábado porque ninguna respuesta era válida mientras, en el del domingo se espera que se invalide una pregunta por estar repetida. Si esto ocurriese, los dos turnos quedarían con 79 preguntas y no 80 por lo que se les podría evaluar en igualdad de condiciones.