miércoles, 20 enero 2021 21:07

España azuza a la UE para gastar millones en promocionar el consumo de carne roja

el corte ingles

Todos los españoles, incluidos vegetarianos, veganos y ecologistas, pagarán con sus impuestos una campaña publicitaria para fomentar el consumo de carne roja en nuestro país. Así se aprobó en la Comisión Europea en 2019, iniciativa de España y Bélgica. En concreto,
fue la Organización Interprofesional Agroalimentaria de Carne de Vacuno (PROVACUNO) la entidad española que lanzó esta propuesta, con la intención de levantar las ventas de la carne roja en el mercado nacional, un producto en declive según la propia organización.

En total, la campaña instigada por PROVACUNO y, por parte belga, la Agence wallonne pour la promotion d’une agriculture de qualité, costará un total de 4.506.588,41 euros. Más de cuatro millones de euros de los que la Unión Europea financia la mayor parte (3.605.270 euros). Es PROVACUNO quien da el mayor aporte respecto al millón y medio de Bélgica, aportando la española unos 3.007.540,98 euros.

“Durante la última década en toda Europa, el consumo de carne fresca se ha enfrentado a una disminución constante”, reconoce la descripción de la campaña, denominada ‘Prouf of EU beef’ (orgullosos de la carne roja europea). Según el texto, la fuerte entrada del consumidor vegetariano y las nuevas tendencias de comida saludable son precisamente las fuerzas contra las que intenta luchar esta campaña, como puede leerse: “El objetivo de esta campaña es incitar a los consumidores a no tener una idea estereotipada sobre la carne roja“.

Para “amantes de la carne, ante los falsos mitos y las modas”

Además, también se querría exterminar la ‘sensación de culpa’ o recelo que ciertos consumidores podrían presentar al comprar estos productos, como da a entender la frase: “El alcance del proyecto no es solo resaltar los beneficios del producto, sino hacer que el consumidor se sienta identificado y apoyado en su elección al respecto“.

Así, y pese a que son solo España y Bélgica los países que han propuesto la idea, la campaña está dirigida a los mercados internos de Bélgica, Francia, Alemania, Portugal y España. En concreto, los productos cuyo consumo pretende aumentar son la carne bovina fresca, refrigerada y congelada. Aprobada en 2019, la campaña tendrá una duración de 3 años, según detalla la Comisión Europea en su web.

LOS VEGETARIANOS, ¿ENEMIGO?

La descripción del proyecto indica: “El objetivo de esta campaña es incitar a los consumidores a no tener una idea estereotipada sobre la carne roja y permitirles volver a tener confianza en su decisión de consumo“.

Asimismo, detalla: “El alcance del proyecto no es solo resaltar los beneficios del producto, sino hacer que el consumidor se sienta identificado y apoyado en su elección al respecto. El comportamiento del consumidor puede llevar a la negativa a comer carne debido a los múltiples tipos de información que se presentan en la actualidad, pero aun así, aquellos consumidores que opten por comer carne roja deben sentirse tranquilos si desean reafirmar su elección por este producto”. Cabe preguntarse, por tanto, cuáles son esos “múltiples tipos de información” que han debilitado el mercado de la carne.

“PROVAQUERO”, AMANTE DE LA CARNE

En España, la campaña ha adoptado el lema de ‘Hazte Vaquero’. En la web oficial haztevaquero.es, detallan: “Cuando eliges comer tanto alimentos vegetales como de origen animal, y lo haces orgulloso, porque eres un consumidor informado, entonces, eres un auténtico vaquero”, aseguran.

Y lo que es más, declaran la guerra a los “falsos mitos y las modas” que habrían dado lugar a esta reducción del consumo de carne en toda la Unión Europea: “Lanzamos orgullosos esta campaña, que pone en valor la Carne de Vacuno de España […] y también a los consumidores como tú, que se declaran abiertamente amantes de la carne, ante los falsos mitos y las modas“, dicen. De nuevo, surge la duda de cuáles son esos “falsos mitos” o “modas” a las que se refieren, pudiendo sugerir su rechazo frontal a los movimientos animalistas, ecologistas y vegetarianos.

La campaña ya ha empezado a generar críticas, como la de la periodista científica y divulgadora Rocío Vidal (Gata de Schrödinger), quien tuiteó este miércoles: “Difundir información falsa con dinero público para perpetuar el consumo masivo de carne. Y con una publicidad bien casposa. Ni me sorprende, pero les debería dar vergüenza”, opinó. También se extiende un pequeño hilo de Aitor Sánchez García, nutricionista y divulgador, en el que se acusa de nuevo al proyecto de emitir “desinformación”.

En España, la campaña en 2020 incluyó representación en medios con anuncios y spots en televisión digital, en Mediaset y Atresmedia. El programa “cubre todo su abanico de objetivos: consumidores, periodistas, comercio y sector Horeca, todos ellos con actividades sinérgicas”, recoge la Comisión Europea.