viernes, 14 mayo 2021 02:53

El plan de Felipe Sicilia para asaltar el trono de Susana Díaz en el sur

El ‘sanchista’ Felipe Sicilia no se resigna. El diputado jienense, policía antes que político, está dispuesto a plantar batalla a Pedro Sánchez. Y es que el presidente del Gobierno, tras la negativa de Susana Díaz a dejar la política andaluza a cambio de recibir un cargo en Madrid, parece haber aceptado la intentona de la expresidenta de intentar recuperar el poder.

Pero el controvertido legado del PSOE andaluz le puede pasar factura. Y lo hará más de la cuenta si algunos asuntos relacionados con la presunta corrupción pretérita de la Junta le acaban estallando en la cara.

Sicilia hace dos meses dejó claro que está dispuesto a plantar batalla: “No descarto presentarme. El PSOE de Andalucía necesita recuperar la confianza mayoritaria. Opinarán los militantes cuando se abra el proceso de primarias”.

GOLPES BAJOS

Susana Díaz por su parte decidió confundir una democrática batalla interna con una pelea: “Cuando llegue el momento, todos los compañeros podrán optar y libremente los militantes elegirán. Y, en ese momento, buscaré con ilusión y ganas que nuestro proyecto vuelva a ser mayoritario en Andalucía”.

“Pero, mientras tanto, no me distraeré ni un minuto porque hay mucha gente que nos necesita. A mucha gente la única puerta que se le abre es la del PSOE. Y cuando hay gente que te necesita no puedes estar en peleas internas ni personales”, añadió.

Fernando Rodríguez Villalobos, en la misma línea que su aliada y demostrando que el ‘susanismo’ no ha corregido la ‘soberbia’ que le llevó a la derrota en las primarias estatales contra Sánchez. calificó de “malos militantes” a los críticos de Díaz.

Sicilia repicó: “Yo, desde luego, entiendo la política -y más la socialista- desde la fraternidad; para mí, en el PSOE no hay ni buenos ni malos, hay socialistas, todos son compañeros y tenemos que recuperar poco a poco ese espíritu de la fraternidad”.

“Lo triste es que haya compañeros que entiendan la política como de ‘buenos y malos’ o que quieran repartir carnés de oportunos y no oportunos y decidir cuándo son buenos momentos y cuándo no”, aseguró.

El diputado añadió: “Es una visión de la política un tanto vetusta y creo que es el momento de que haya un nueva mirada en este partido, en el que solo cabe la fraternidad y no hay buenos ni malos, solo socialistas”.

CLUBES

Rodríguez Villalobos dice que el PSOE andaluz “no es un club de amigos” y Sicilia aseguró que tampoco es “un club de fans”. El aspirante afirma que no ve “que una mayoría social esté cuestionando el gobierno de Moreno, que se puede estar asentando sin mucho ruido, dejando su impronta, y que al final podría volver a gobernar durante cuatro años más”.

Sicilia asegura que, según los sondeos, el PSOE “no coge fuerza ni brío suficiente para poder ganar de manera clara a la derecha” y asegura que algunos militantes dicen “que es oportuno que haya un revulsivo, una nueva energía en el PSOE de Andalucía”.

“Necesitamos un proyecto que sea creíble y que genere ilusión, un proyecto netamente progresista que no tenga miedo a llevar a cabo las políticas de izquierda para que la gente nos vuelva a mirar y evitar que la derecha se asiente en Andalucía“, remató.