viernes, 5 marzo 2021 14:02

El PP plantea al Congreso cambiar el sistema de elección del CGPJ

El PP quiere que el Congreso, en lugar de seguir avanzando en la reforma de PSOE y Unidas Podemos para limitar las funciones del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) mientras no sea renovado, se centre en cambiar el sistema de elección de los vocales para que los consejeros del mundo judicial sean elegidos directamente por los jueces y para excluir a aquellos que hayan ocupado cargos políticos en los últimos diez años.

Se trata del texto alternativo registrado por el Grupo Popular a la proposición de ley de las formaciones del Gobierno. Además del PP, también Vox, Ciudadanos y Junts han presentado enmiendas de totalidad buscando que se abra el debate sobre el sistema de elección del CGPJ en lugar de limitar sus funciones. El tema volverá a debatirse este jueves en el Pleno del Congreso.

La propuesta del PP es volver al modelo inicial de Consejo del Poder Judicial: mantener la elección parlamentaria de los ocho juristas, como recoge la Constitución, pero reservar a los jueces la selección y votación de las otras doce plazas, que corresponden a miembros en activo de la judicatura.

LAS ASOCIACIONES PODRÁN PROPONER HASTA DOCE CANDIDATOS

Según su propuesta,  los jueces y magistrados que quieran presentarse deberán aportar cien avales de compañeros o el apoyo de una asociación profesional y sus nombres figuraran en una lista abierta para ser votados presencialmente o por correo por los profesionales de la judicatura de toda España, que podrán seleccionar un máximo de ocho candidatos.

El diseño del PP prima a las asociaciones judiciales, pese a que son mayoría los jueces sin adscripción. Y es que cada asociación podrá promover doce candidatos, mientras que los jueces individualmente sólo podrán avalar a un compañero.

Los doce jueces y magistrados más votados pasarán a formar parte del Consejo, junto con los ocho juristas elegidos por el Congreso y por el Senado, cuatro cada uno.

En todo caso, el PP excluye de la competición, sea por el cupo de jueces o por la cuota de juristas de elección parlamentaria, a aquellas personas que hayan ocupado cargos políticos en los últimos diez años.

LA RENOVACIÓN INMEDIATA, CON LOS CANDIDATOS YA PRESENTADOS

Eso sí, para propiciar la “inmediata” renovación del actual Consejo del Poder Judicial, el PP propone que se aprovechen los candidatos que se presentaron al proceso hace dos años y que el Congreso y el Senado “adopten cuantas resoluciones sean precisas” para poder someterlos a votación en el Parlamento.

En su enmienda de totalidad, el Grupo Popular aprovecha para introducir cambios sobre las funciones del CGPJ como exigir mayoría cualificada a todos los nombramientos y suprimir la figura del llamado ‘magistrado autonómico’ que se designa a iniciativa de los parlamentos autonómicos.

También quieren obligar a que el CGPJ emita su opinión sobre el candidato del Gobierno a ocupar la Fiscalía General del Estado y sobre aquellas proposiciones de ley sobre sus cometidos que sean tomadas en consideración en el Pleno del Congreso.

TAMBIÉN JUNTS APUESTA POR CAMBIAR EL SISTEMA

Además del PP, Vox y Ciudadanos, también Junts apuesta por centrar la reforma en el sistema de elección del CGPJ y no en sus funciones. Sin embargo, la propuesta de la formación independentista no es dejar la decisión a los jueces, sino mantener la votación en el Congreso, pero cambiando el método y evitando la mayoría de dos tercios que ahora impide desbloquear la renovación.

En concreto, propone que, de entre todos los jueces o magistrados que se hayan presentado al proceso, cada diputado marque un máximo de cuatro nombres, con lo que buscan impedir uno o dos partidos acaparen todos los puestos en liza.

Según este modelo, los seis hombres y las seis mujeres más votados pasarán a formar parte del CGPJ y los demás quedarán como suplentes por si hay vacantes más adelante.