viernes, 5 marzo 2021 01:50

Trasladan a Villarejo desde la prisión de Estremera a un hospital por un problema en un ojo

El comisario jubilado José Manuel Villarejo ha sido trasladado este lunes en ambulancia desde el centro penitenciario de Estremera (Madrid) a un hospital por una dolencia en un ojo.

Según ha adelantado ‘Vozpópuli’ y fuentes conocedoras del traslado, Villarejo ha ingresado en el Gregorio Marañón, que es el hospital de referencia de los centros penitenciarios madrileños.

El excomisario de la Policía presentaba problemas en un ojo y los servicios médicos de Estremera, donde se encuentra interno desde noviembre de 2017, decidieron derivarlo al hospital al no contar con especialistas en este tipo de dolencias.

Fuentes de la defensa de Villarejo han explicado que el excomisario empezó a encontrarse mal durante la mañana y a notar doble visión. Además, había experimentado pérdida total de la movilidad en el ojo izquierdo, un síntoma que puede indicar un posible problema neurológico, han indicado las mismas fuentes.

Debido a esta circunstancia fue derivado al citado centro hospitalario para comprobar su estado y ser sometido a un examen más exhaustivo.

Desde la defensa se ha denunciado además las condiciones en las que se encontraba el excomisario en la prisión de Estremera, sin calefacción en la celda y obligado a un confinamiento de 15 días desde que terminó el juicio, excediendo así el tiempo estipulado de entre siete y diez días en los protocolos sanitarios.

Villarejo, detenido e investigado en la Audiencia Nacional en una macrocausa por presunta corrupción, fue recientemente absuelto al descartarse que cometiera los delitos de calumnias, denuncia falsa e injurias contra el exdirector del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Félix Sanz Roldán.

La comisión del Congreso que investigará la llamada operación ‘Kitchen’, la trama para espiar al extesorero del PP Luis Bárcenas en busca de pruebas que podían implicar a dirigentes del partido en casos de corrupción, ha acordado citarle junto al expresidente del Gobierno Mariano Rajoy; la exsecretaria general del PP María Dolores de Cospedal, y la cúpula de Interior en la etapa en la que Jorge Fernández Díaz fue ministro.