lunes, 8 marzo 2021 16:52

El Cabildo de El Hierro se cansa de esperar y exige el realojamiento urgente de los migrantes

El presidente del Cabildo de El Hierro, Alpidio Armas, ha afirmado que el tiempo de espera “ha llegado al límite” tras más de tres meses de espera y ha exigido el realojamiento urgente de los migrantes que permanecen en la isla después de que se realizar un cribado entre estas personas arrojando un total de 44 positivos por coronavirus.

En un comunicado, la Corporación insular ha solicitado al presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, que ordene al consejero de Sanidad que de forma “inmediata y urgente” proceda a reubicar a los inmigrantes contagiados por el covid que están alojados en instalaciones del Cabildo, los cuales han sido integrados en la estadística insular de contagios.

Además, en lo que a los migrantes no contagiados se refiere, Armas ha reclamado al Gobierno de España, a través de la Dirección Insular de la Administración del Estado, a que a partir de principios de la próxima semana agilice, “también con urgencia”, el proceso de derivaciones que lleve a liberar totalmente todas las instalaciones de titularidad insular para que vuelva a ser reutilizadas para la ciudadanía para sus fines previstos, previo su reacondicionamiento.

Mientras, sobre los menores, y dado que el Cabildo tampoco tiene competencias, ya en días previos se ha instado igualmente a la Dirección General del Menor que se haga cargo de su atención en los centros que determine.

Nuestro tiempo de espera y receptividad tiene un límite, y la cuota de solidaridad con la que se ha querido abordar este drama humanitario, aún no siendo competencia nuestra, no ha sido correspondida de igual manera por las instituciones que finalmente son las que se tienen que hacer cargo del fenómeno migratorio”, comentó el presidente.

Armas hizo especial hincapié en que el Cabildo lleva desde que se desató el repunte de la inmigración dedicando horas, reuniones y recursos humanos y materiales para buscar soluciones a este drama.

“Todo ello –continuó– en detrimento de nuestra actuación en las labores propias de institución insular, incluso en detrimento de la atención a los propios herreños, pero como todo tiene un principio y un final, y ha llegado el momento liberarnos de competencias que no son nuestras”.

Asimismo, comentó que el Cabildo no puede responsabilizarse de si han sido correctos o no los protocolos sanitarios que se han seguido, ni de la lentitud de las derivaciones por falta de respuesta de las administraciones. “Nuestra participación en todo caso es haberles facilitado unos alojamientos, posiblemente no los mejores, pero sí de los únicos que disponíamos, siendo consciente que en detrimento de sus usuarios, los herreños”, dijo.

Finalmente, ha comentado que “hemos hecho nuestros deberes, y no nos arrepentimos de nuestra actuación, porque ante este drama el Cabildo como administración pública no podía cerrar los ojos”.

“Otra cosa es que llevemos más de tres meses instando a buscar soluciones, que no haya llegado, que hayamos dedicado un importante esfuerzo humano y económico, y que ahora Sanidad en base a unos criterios estadísticos que no compartimos, coloque a la isla de El Hierro hoy como el territorio canario con más contagios de toda Canarias, cuando los mismos se corresponden a los que se han producido en aislamiento en los centros que los alberga”, concluyó.