jueves, 25 febrero 2021 19:38

Problemas del primer mundo: “Mi pitón se ha comido mi iPhone”

Vivimos en un mundo de contrastes. Mientras miles de yemeníes o sirios se contentan con sobrevivir a las guerras civiles crónicas, el primer mundo está más preocupado por banalidades como la del protagonista de este vídeo que se ha hecho muy popular en cadenas de Whatsapp: una serpiente pitón está a punto de comerse un carísimo iPhone. Sólo la pericia con el animal salvará al dispositivo de ser engullido por la serpiente más impotente del mundo. Es una lástima no tener el fragmento inicial del momento en el que o bien se le cae o bien la propia serpiente ve algo interesante sobre la que hincar el diente.

LA PITÓN QUE QUERÍA COMER UN IPHONE

El vídeo, a diferencia de otros similares con imágenes más desagradables, o casos más duros, como el del adolescente de Tailandia que fue al baño y se encontró con una mordedura de pitón en su miembro viril, aquí el único damnificado es el iPhone que ha estado a punto de tragarse la pitón. Un susto caro, desde luego, tanto por el hecho de querer tener una pitón como mascota en casa como por tener un móvil de semejante importe.

Tal y como se ve en el vídeo, la pitón agarró con todas sus fuerzas un móvil iPhone, dispuesta a engullirlo como si se tratara de una chuche más. De hecho, tiene la posición del cuerpo propia del cazador que ha logrado su presa.

En el momento en el que el dueño intenta liberar el dispositivo de la pitón, se ve claramente cómo tiene ya metido en la boca la mitad y protege su ‘comida’ con el cuerpo. La primera intentona para sacar el iPhone de las garras de tan peligrosa mascota se salda con una clara victoria del animal. Por más que intenta por la fuerza sacar el aparato de la boca, más se retuerce la pitón sobre el brazo del dueño. Y eso que éste la coge bien de la cabeza e intenta desliar al animal.

Sólo cuando toca sensiblemente a la serpiente, consigue hacer que lo suelte. El particular ‘domador’ de pitones la conduce de vuelta a su caja mientras él muestra orgulloso cómo le ha dejado las marcas en el dispositivo y las babas. La acompañante ríe la ocurrencia del hombre y cómo ha dejado la pitón el iPhone.

Esta situación nos demuestra que este tipo de animales son muy atractivos, y al mismo tiempo, peligrosos si no se saben manejar.

OTROS CASOS DE PITONES QUE HAN PUESTO EN JAQUE A LOS HUMANOS

En las últimas semanas, se han avistado numerosas situaciones en las que una pitón pone en jaque a los humanos. En nuestro hábitat. Así, en un hotel de Argentina, las limpiadoras se encontraron en uno de los baños una sorpresa de muerte: una pitón de 5 metros que quería estar presente en la sesión de preparación de la habitación para los siguientes huéspedes. El susto fue monumental.  

Casi al otro lado del mundo, y en el mismo día, otra pitón se mostró en el baño, pero esta vez en una vivienda privada. ¿Qué hacer si esto ocurre? Como hicieron en ambos sucesos, llamar a los especialistas y no enfrentarse al animal: su potencia de fricción puede causar la muerte por asfixia.