viernes, 16 abril 2021 11:09

Movimiento Feminista de Madrid adaptará sus concentraciones los días 7 y 8 de marzo

Movimiento Feminista de Madrid adaptará sus acciones en la capital el 7 y 8 de marzo, días en los que la Delegación de Gobierno de Madrid ha prohibido las celebraciones programadas para celebrar el Día Internacional de la Mujer, para burlar esta decisión y “tener presencia” durante dichas jornadas.

Según han explicado, se considera concentración a grupos mayores de 20 personas, así que realizarán actos con una presencia de asistentes no supere esta cifra, además de mantener las directrices de las autoridades sanitarias.

Así lo harán, han indicado, en la acción que tienen prevista para el domingo 7 de marzo a las 11.00 horas en la plaza Guardias de Corps de Madrid, en la que leerán un manifiesto a favor de la abolición de la prostitución.

Ese mismo día, han explicado, se reunirán para decidir las diferentes acciones que el lunes 8 de marzo sustituirán al acto que tenían convocado, a las 18.00 horas en la Plaza de Callao, y que tendrán características similares a las de la acción del domingo.

La portavoz de la organización, Ana Sánchez de la Coba, ha lamentado esta situación cuando llevan “más de seis meses” organizando su agenda para celebrar el 8M, con el objetivo de cumplir “con todas las garantías de seguridad y todas las directrices marcadas” por el Ministerio de Sanidad y la Delegación de Gobierno de Madrid.

ES “INACEPTABLE”

“Por eso es del todo inaceptable que una concentración como la del día 8, al aire libre y con un aforo de 150 mujeres, cercado y con distancia de seguridad se considere un riesgo de salud pública”, como ha asegurado el delegado de Gobierno en la comunidad, José Manuel Franco.

Sánchez de la Coba critica, además, que esta situación se produzca en una de las regiones de España “más laxas” en las medidas sanitarias contra la Covid. “Estamos hartas de ver los bares llenos, que tienen que desalojar fiestas los fines de semanas, los transportes abarrotados, es vergonzoso”, ha denunciado la portavoz de la organización, quien ha recordado que las mujeres han demostrado su “responsabilidad” durante la pandemia como trabajadoras y cuidadoras “en primera línea” y “esenciales”.

“Madrid está muy bien para turistas y bares, pero están negando Madrid a las mujeres”, ha criticado Sánchez de la Coba en relación a la oposición del Gobierno de la Comunidad de Madrid de cerrarse perimetralmente en Semana Santa.

Es por eso, que consideran que esta decisión es “totalmente política”, según ha denunciado otra de las portavoces de la organización, Claudia Stein. Junto con Sánchez de la Coba no han renuncian a tener “presencia” el 8M, aunque siempre “cumpliendo las normas”. “Porque estaría bien que también nos multaran, que a lo mejor es lo que quiere algún mandatario”, ha señalado Sánchez de la Coba.

SOLO UN ACTO

Stein, por su parte, ha reivindicado, también la responsabilidad del Movimiento Feminista de Madrid que, ha explicado, convocó un solo acto para el Día Internacional de la Mujer –el de la Plaza de Callao– frente a otra organización convocante, la Comisión 8M, que ha organizado diferentes actos en barrios y municipios de la comunidad que suponía la concentración de unas 60.000 personas.

La portavoz de Movimiento Feminista de Madrid ha recordado ante los medios que la suya es una convocatoria “diferente” y ha señalado que la decisión de la Delegación de Gobierno viene como consecuencia de las celebraciones de la otra organización

La Comisión 8M ha sido en los últimos años la convocante oficial de las grandes manifestaciones celebradas en Madrid. Sin embargo, este año, Movimiento Feminista de Madrid decidió convocar aparte por discrepancias entre ambas sobre la autodeterminación de género.

RECURSO AL TSJM

En la rueda de prensa, la organización también ha recordado que este viernes interpondrán un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid a la decisión del delegado del Gobierno. Sánchez de la Coba reconoce que esta iniciativa no tendrá “más repercusión que la mediática”, ya que no se resolverá antes del 8M. “Pero queríamos que quedara constancia de la “indignación” del movimiento.

La representante del Consejo de la mujeres de Madrid, Elena Sigüenza, por su parte, ha defendido este recurso ante lo que considera una decisión “injusta” y “arbitraria”, que trata a las mujeres “de una manera que no corresponde”. En este sentido, ha reclamado una “rectificación” por parte de José Manuel Franco.

Sigüenza ha recordado que su organización lleva ya dos semanas celebrando acciones en relación al 8M en la Comunidad de Madrid y “no ha habido ningún problema”. “La convocatoria del día 8 es una concentración segura, somos las primeras que velamos por nuestra salud que es lo más fundamental que tenemos”, ha concluido.