lunes, 19 abril 2021 11:23

Huevos tontos: la receta que arrasa en Youtube y nadie te ha enseñado

¿Alguna vez has escuchado hablar de los huevos tontos? Se trata de una de esas recetas de las de toda la vida que no todo el mundo conoce. Sin embargo, gracias a un vídeo en Youtube, son muchas las personas que han decidido ponerla en práctica cuando tienen sobras de otras comidas para hacer un plato de aprovechamiento delicioso.

Los ingredientes que necesitaremos son sencillos y fáciles de encontrar. De hecho, la idea es que ya los tengamos en casa, para hacer como dos recetas en una. Si se te ha despertado esa vena de chef ahora que pasamos más tiempo en casa, seguro que te encanta ponerte manos a la obra y recuperar viejas tradiciones.

¿Con ganas de cocinar? Descubre los huevos tontos, una receta que arrasa en Youtube y que nadie te ha enseñado (hasta ahora).

Comenzamos a elaborar la receta

comenzamos receta

Una vez que tengamos listos todos los ingredientes, llegó el momento más divertido, el de ponernos manos a la obra para elaborar nuestra receta. Al igual que sucede con muchas otras cosas, en este caso, cuanto más sencillo sea el plato más gustará a nuestros invitados. Para empezar, colocamos el pal en un bol una vez que los hayamos rallado. Si no tenemos picadora, podemos cortarlo en trozos muy pequeños.

Cuando lo tengamos en el bol, añadimos un poco de leche, poco a poco, y vamos mezclando, con el objetivo de hacer una deliciosa masa. La idea es que el pan quede mojado, pero en ningún caso que resulte empapado. Por ello, seguimos añadiendo, poco a poco la leche, hasta llegar a unos 100 o 120 ml.

Una vez que tengamos el pan ya mojado con la leche, es el momento de incorporar los dos dientes de ajo. Debemos haberlos pelado bien de forma previa y cortado en pequeños trocitos, que apenas se noten. Después de este paso, añadimos las ramitas de perejil fresco. Si hemos optado por las hierbas, también es el momento de agregar dos o tres hijas de hierbabuena picada. Recuerda que este último paso es opcional.

Continuamos para freír los huevos tontos

freir huevos tontos

En otro bol, batimos dos huevos y los añadimos donde tengamos los demás ingredientes. Acompañamos la mezcla con un poco de sal, al gusto, y mezclaremos todo bien hasta que quede un resultado homogéneo. Después de tener todo preparado, es el momento de dejar la mezcla reposar antes de pasar a freírla.

El tiempo que la masa resultante debe estar reposando es de unos 30 minutos, que deberá pasar en la nevera. Cuando pase esta media hora, la podemos sacar y empezar a dar forma a los huevos tontos. Para ello, nos ayudaremos de un par de cucharas, separando la masa poco a poco.

Una vez que hayamos dado forma a la masa de los huevos tontos, vamos preparando una sartén en el fuego, añadiendo aceite de oliva de forma generosa en el interior de la misma. En caso de que lo prefieras, también puedes hacerlo usando aceite de girasol. Cuidamos que esté bien caliente y, una vez que lo comprobemos, podemos ir añadiendo las cucharadas de masa de pan. Debemos esperar hasta que el alimento se dore por los dos lados.

Ingredientes para hacer huevos tontos

ingredientes huevos tontos

Para hacer esta deliciosa receta española, lo primero que tenemos que hacer es preparar los ingredientes adecuados. Comenzaremos eligiendo productos para elaborar huevos tontos para cuatro personas. De este modo, en el caso de que nos sobren, podremos guardarlos para otras ocasiones o aprovecharlos para introducir un alimento sorpresa en otros platos.

La idea es que no tengamos que comprar nada. Por eso, los ingredientes que necesitaremos son muy sencillos. Sin embargo, en caso de no tenerlos en casa, ya podemos apuntarlos para introducirlos en nuestra cesta de la compra cuando vayamos al supermercado. Por ejemplo, para empezar, necesitaremos 200 gramos de pan de días anteriores.

Continuamos con 100 ml de leche y dos dientes de ajo. También es bueno contar con un poco de perejil fresco y unas hojitas de otras hierbas como hierbabuena o menta. Este ingrediente es opcional, pero dará un sabor especial que se notará, para bien, en el resultado. Por último, necesitaremos dos huevos, un poco de sal y aceite de oliva, mejor si es virgen extra.

[nextpage]

Finalizamos nuestra deliciosa receta

final receta

Cuando comprobemos que el resultado está bien dorado, vamos sacando las bolas de masa y las apartamos en un plato. Para librarnos del exceso de aceite, es recomendable haber preparado de forma previa este colocando papel de cocina absorbente. Una vez que los vayamos sacando, estarán listos para comer.

Un consejo es que debemos comerlos bien calientes. Además, también aceptan varias ideas, en caso de que querer añadir más ingredientes. Los podemos rellenar con deliciosos taquitos de jamón serrano, de jamón york, de queso para que se funda, etc. Además, lo podemos acompañar de salsas para que se conviertan en un entrante para chuparse los dedos.

Si una vez hechos sobran, podemos consumirlos de otros modos en vez de solos, como en un caldo o en el interior de una sopa de cocido, para hacer una receta de aprovechamiento que pueda con todo.

[/nextpage]