miércoles, 14 abril 2021 13:32

Los trucos para hacer un pollo asado jugoso digno de una estrella Michelin

Cada vez es más frecuente, sobre todo ahora que vuelve el frío, encargar un pollo asado. Sin embargo, como defendemos aquí con múltiples recetas, nada mejor que hacerlo en casa, y además de la manera más rápida y eficaz para que te quede como en este caso digno de una estrella Michelin. Ahora te contamos los trucos para hacer el pollo asado más jugosos. Toma nota.

Y es que cuando un pollo asado no está preparado de la forma adecuada salen secos en lugar de estar jugosos y en su punto. Sin embargo, no es tan sencillo conseguirlo, por lo que en ese caso es necesario recurrir a alguno de los trucos que existen para poder degustar su máximo sabor y textura.

Lo primero, elegir un buen pollo

Lo ideal es elegir un pollo campero con su piel bien amarilla y esa pequeña capa de grasa que los diferencia de los pollos peor criados y de menor calidad. Los de este tipo son los que tienen una carne de 10, con lo que al asarlos conseguirás que esté tierno y jugoso, al margen de los trucos que daremos ahora al cocinarlo.

Además, un pollo cunde mucho y la carne de pollo asado es tan versátil que puedes congelarla para consumir más adelante pero también para preparar croquetas, rellenos de verduras, con pasta como lasañas y canelones, para servir en tostadas o bocadillos…