jueves, 22 abril 2021 03:41

El CDR dice que está “evaluando y trabajando” en la iniciativa de Puig que pide revisar el sistema de patentes

el corte ingles

El Comité Europeo de las Regiones (CDR) ha afirmado estar “evaluando y trabajando” para dar respuesta a la “importante” iniciativa del presidente de la Comunidad Valencia, Ximo Puig, que pide revisar el sistema de patentes para dar una solución a la escasez de vacunas contra la Covid-19.

El presidente del CDR, Apostolos Tzitzikostas, ha reaccionado a la propuesta que el dirigente valenciano le trasladó por carta, así como a la respuesta de la Comisión Europea. Tras agradecer la iniciativa a Puig, ha asegurado que, como líderes regionales y locales de la Unión Europea, se enfrentan “cada día, sobre el terreno, a las consecuencias de la insuficiente producción y distribución de vacunas”.

Tzitzikostas ha añadido que también están “cooperando” con los actores nacionales y europeos “para superar la escasez actual e identificar cualquier posible solución que resulte eficaz”.

Por su parte, la Comisión Europea piensa al respecto que liberar patentes de vacunas contra la COVID-19 “no resolverá” el problema actual de acceso a las mismas y prefiere fomentar la colaboración entre compañías farmacéuticas para aumentar la capacidad de producción a escala global.

“Los problemas de acceso a vacunas no se resolverán suspendiendo las patentes. Están relacionados con una insuficiente capacidad de producción para fabricar las cantidades necesarias”, ha expresado en una rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo comunitario Balazs Ujvari, tras ser preguntado por la carta enviada al respecto por el presidente valenciano, Ximo Puig, al CDR.

Así, ha enfatizado que Bruselas prefiere poner el acento en el fomento acuerdos sobre licencias de explotación entre desarrolladores de vacunas y compañías farmacéuticas, una cooperación que “ya está ocurriendo” a nivel global pero que “hay que incrementar”.

Además, el portavoz ha remarcado la necesidad de “encontrar medidas que preserven los incentivos para innovar e investigar en temas relacionados con la salud” y “diseminar la tecnología y el conocimiento a través de la colaboración” entre los diferentes actores del sector de productos médicos.