martes, 22 junio 2021 22:08

Los votantes echan a Carla Antonelli de la Asamblea sin que sepa lo que es LinkedIn

Carla Antonelli se queda en el paro. El batacazo socialista en las urnas no le permite volver al Parlamento madrileño, no ha convencido a los madrileños. Sus agresivas intervenciones y el apropiarse, como si fuera exclusivo suyo, el discurso de defensa del colectivo LGBTI no ha sido capaz de cambiar el rumbo de las encuestas que ya auguraban una clara victoria del PP. No obstante, cabe destacar que que su propio partido la relegará al puesto 35 de la lista no ayudaba mucho para que Antonelli siguiera en la Asamblea de Madrid.

De este modo, Carla tendrá que abrirse un perfil de LinkedIn para buscar un nuevo trabajo fuera de la Administración pública. Carla Delgado Gómez, más conocida como Carla Antonelli aunque no tenga nada de italiana, cambiará su suculenta remuneración de 59,705,24 euros como diputada del PSOE por la prestación del SEPE, a no ser que tenga dinero ahorrado, lo desconocemos.

los madrileños han decidido que Carla no les represente y se ve obligada a detener su carrera política

La exdiputada ya recalcó que era “muy improbable” que obtuviera un puesto en la Asamblea de Madrid y aseguró orgullosa que “no puede haber salido con más honra” de la Cámara regional después de pelear catorce años por los derechos LGTBI. Ahora, los madrileños han decidido que Carla no les represente y se ve obligada a detener su carrera política.

Asimismo, la expolíitica ha mostrado su “pavor” ante los resultados electorales que no son más que la voluntad del pueblo que tiene que ser respetada ya que es la base de la democracia. Pero no contenta con ello, ha recalcado que en las urnas ha primado “más tomarse unas cañas que los muertos por la pandemia”. Sin embargo, ella misma frecuenta los maravillosos locales de Chueca a pesar del coronavirus.

UNA EXPERTA EN MONETIZAR EL ACTIVISMO LGTBI

Pero a parte de la política, donde se vive y se cobra muy bien, Carla Antonelli tiene una alternativa laboral: las distintas asociaciones LGTBI. En ellas, la exdiputada ha ostentando varios cargos sustentados por donaciones. Nunca antes defender los derechos del colectivo había salido tan rentable. Carla es una autentica profesional de monetizar su ideología y sus valores.

Asimismo, Carla usa sus redes sociales para continuar su activismo. A través de su cuenta de Twitter, la expolitica ha recalcado que seguirá su lucha. Aún se desconoce desde donde pero seguramente encuentre su hueco en alguno de esos “chiringuitos”.

Sin embargo, Carla ya no podrá seguir chupando de los fondos de la Comunidad de Madrid ya que el pueblo no ha decidido elegirla como diputada, cargo que ostentaba desde 2011. El electorado no la ha permitido volver a la Asamblea de Madrid y sin trabajo ahora tendrá que buscar nuevas vías de financiación como su activismo por los derechos del colectivo trans, eso sí, remunerado 100%.

LA DIPUTADA QUE CAUSABA MALESTAR EN EL PSOE

La salida de Carla como diputada es un alivio para los sectores más conservadores del PSOE. Antonelli radicalizaba el discurso sosegado y formal del ya también exdiputado Ángel Gabilondo. Aunque lo ha intentado todo, no ha conseguido conservar su escaño en la Cámara regional.

La ley trans ha sido un motivo de conflicto entre Carla y sus excompañeros. Ella ha defendido férreamente esta ley mientras que militantes del partido la rechazaban. De hecho, altos cargos como Carmen Calvo y José Luis Ábalos enviaron una carta a la militancia socialista allá por junio de 2020 cuestionando la autodeterminación de género con el consecuente y atronador silencio en buena parte de los socialistas. Algo que la humilde diputada madrileña rechazó de lleno.

También sus continuos gestos a los partidos de la izquierda más radical han causado malestar en las filas socialistas. Guiños a Irene Montero expresándose en sus discursos con vocablos inexistentes como “todes” la acercaban más a la formación morada que al PSOE. Sin embargo, sus butrones dentro del partido no han sido determinantes para echarla de la política, ha sido el derecho a voto el que ha decidido desplazarla. Tras perder su escaño, quién sabe si pronto le llamará Woody Allen o Pedro Almodóvar para hacer un pequeño cameo. De la Asamblea a Hollywood pasando por el activismo deluxe, un maravilloso viaje para ser rica.