martes, 27 julio 2021 11:15

La Comisión Europea da otro toque a Sánchez y recuerda que Rumanía crecerá más que España

El mensaje del Gobierno es distinto, pero la Comisión Europea tiene claro que España no será el país que más crezca en 2021, hay otros países que nos adelantarán por la izquierda por haber hecho las cosas mejores o porque su sistema económico está mejor estructurado. Lo cierto es que los datos facilitados por la UE arrojan que España crecerá en 2021 un 6,2% y prevé un 6,3 para 2022. Sin embargo, países como Irlanda superarán ese crecimiento (hablan de un 7,1% en 2021 y un 5,1 en el 22), así como Hungría (con un 6,3% este año) o directamente Rumanía, con un 7,4%. Sánchez puede que esté acostumbrado, pero en este caso esa afirmación de que España será el país de la UE que más crezca es falsa. Quizás es más preciso decir que será uno de los que mejor reboten. Y como dice el economista Daniel Lacalle: “rebotar no es crecer”.

Los datos no dejan lugar a dudas. España crecerá bastante y efectivamente será uno de los países que más impulse su economía este 2021 y a lo largo de 2022, pero no es el país que mejor gestiona la recuperación ni de lejos. De hecho, la inflación sí que se dejará notar este año, así como en el que viene. El enfado de algunos economistas se deja ver dado que el Gobierno intenta vender como un éxito esa recuperación económica que no es más que un rebote. No se han establecido los mimbres para que la recuperación se consolide, pues estamos creciendo al mismo ritmo que Rumanía, Irlanda o Hungría. La diferencia es que Irlanda no cayó en 2020, sino que creció un 3,4% y Rumanía sí que perdió, pero tan solo un 3,9%.

La clave de este análisis no está solo en ver cuánto crecen los países, sino cuánto cayeron. Hablamos de que Rumanía crecerá este año un 7,4%, pero antes hay que tener en cuenta que en 2020, plena pandemia, cayeron solo un 3,9%. España sí que ostenta un récord que no le gusta recordar tanto al presidente del Gobierno: que es el de haber caído más que ningún otro país de la UE. El depender del turismo se ha visto en que España, en la famosa tabla publicada por la Comisión Europea, es el único país cuya cifra negativa alcanza los dos dígitos. Hablamos de que mientras Rumanía cayó un 3,9%, Hungría un 5% y que otros como Irlanda de hecho hasta crecieron (un 3,4%), España ha perdido un 10,8%. Está claro que si ponemos en relieve la pérdida más la recuperación, queda claro que nuestro país no tiene motivos para colgarse ninguna medalla en materia económica. Ninguna.

“No, España no será el país “que más crece de la Unión Europea en 2021″. Será Irlanda. Y rebotar no es crecer. Irlanda: +3,4% en 2020 y +7,2% en 2021. España: -10,8% 2020 +6,2% 2021 con más déficit y más paro que la inmensa mayoría. Comisión Europea”, ha detallado el economista Daniel Lacalle. Por recalcar algunas de sus palabras: estas pérdidas se traducen en “más paro” y “más déficit” que la mayoría. Todo un hito del Gobierno que empuja a que muchos no se expliquen por qué presumen. Pero presumen, al fin y al cabo.

el Ministerio de Sanidad ha aceptado estudiar medidas como las de cerrar el ocio nocturno

A esto hay que sumarle la previsión de que la vacunación será tan efectiva como esperan y que todo volverá a abrir como antes. Sin embargo, recientemente el Ministerio de Sanidad ha aceptado estudiar medidas como las de cerrar el ocio nocturno o la de establecer otra vez el famoso toque de queda. Si lo hacen, quizás esas décimas sean demasiado generosas a pesar de que la Comisión Europea ha mejorado este miércoles la previsión de crecimiento para España y ha reducido la prevista para 2022.

Muchos porcentajes para decir lo que todos los economistas saben: que la economía española rebota impulsada por el turismo, pero no crece. La dependencia de los visitantes extranjeros es tal, que cuando no vinieron en 2020 se dejó notar siendo el único país que perdía tanto como en la guerra. El turismo volverá en base a las vacunas y a otros factores, pero las estimaciones de producción no dependen nada de nuestra capacidad productiva o de innovación, sino de que los hoteles se llenen.

Hay que recordar que el Gobierno no solo presumió de que España sería el país que más crecería en 2021 y 2022 de toda la UE, sino que también se atribuyeron las razones de por qué se daría esa subida en el PIB nacional. El Ejecutivo apuntó que esta buena noticia (por supuesto, en cierto modo “manipulada”) era porque el ritmo de vacunación era muy superior al de otros países europeos, pero nada más lejos de la realidad, el turismo es la clave.