martes, 19 octubre 2021 19:53

Un alto cargo del PP: «Todo está más tranquilo tras las palabras de Ayuso»

«Todo se ha quedado más tranquilo», con estas palabras un alto cargo del Partido Popular, que prefiere mantener el anonimato, alude a las declaraciones de Isabel Díaz Ayuso en las que deja claro que su meta política está en Madrid. La convención nacional del PP ha servido para reforzar el liderazgo de Pablo Casado y una de las vías que han tomado desde la cúpula del partido para la consecución de tal objetivo es opacar la figura de Isabel Díaz Ayuso, cuya popularidad ha llegado incluso a eclipsar al líder nacional. Hay que brillar, pero no más que el líder.

CErrar filas en torno a Casado ha sido la prioridad del encuentro

Cerrar filas en torno a Casado ha sido la prioridad del encuentro. Los cargos del Partido Popular sabían a lo que venían a la convención y el objetivo principal era el de rendir pleitesía a la cúpula del partido para poder tener un agradable futuro en la formación. Además, este sometimiento de los miembros del partido ante Pablo Casado y su escudero, Teodoro García Egea, favorece para dar sensación de unidad dentro del partido. Precisamente esta unidad y este sometimiento de las divisiones autonómicas frente al partido en clave nacional era lo que amenazaba la popularidad adquirida por Díaz Ayuso. Según fuentes del partido, la presidenta de la Comunidad de Madrid había sido elevada a una líder nacional y esto iba a ser un problema para afianzar el liderazgo de Pablo Casado. Es por ello, que la presidenta no ha tenido más remedio que doblegarse ante el líder recalcando que «su sitio está en Madrid».

No obstante, el director del Gabinete de Presidencia de la Comunidad de Madrid, Miguel Ángel Rodríguez, quiere llevar a la presidenta a lo más alto. Con el respaldo de unos buenos resultados electorales y el foco mediático apuntándola no está siendo difícil. Isabel Díaz Ayuso se ha convertido en uno de los activos más importantes del partido y su popularidad ha llegado a todos los lugares de España. Asimismo, su gestión de la pandemia ha sido alabada en la esfera internacional y ha llevado el modelo económico de Madrid hasta el otro lado del charco. También su oposición al presidente del Gobierno ha sido una de las claves para hacerse fuerte dentro del partido.

Esta popularidad acaparada por la presidenta de la Comunidad de Madrid ha llenado de tensión la jornada del sábado de la convención nacional del PP. Recién llegada de su gira por Estados Unidos, Isabel Díaz Ayuso ha sido recibida en Valencia por un amplio despliegue de medios de comunicación acaparando todo el protagonismo del encuentro. Ayuso era la invitada más esperada y desde Génova ya lo sabían. Sin embargo, la presidenta de la región capitolina estaba sobre aviso y durante su intervención ha dejado bien claro que su meta política es Madrid y que Pablo Casado tiene que ser el próximo presidente del Gobierno de España. Además, Díaz Ayuso ha recordado que fue precisamente Casado quien le dio su gran oportunidad política nombrándola candidata a presidir la Comunidad de Madrid. Sin embargo, en ocasiones, el pupilo supera al maestro.

PRIMERO LA BATALLA DE MADRID

Pero antes de llegar a La Moncloa, Ayuso tiene otra batalla que librar. Se trata de presidir el PP en Madrid y obtener tal cargo es uno de los fantásticos pasaportes para llegar a la división nacional del partido. A corto plazo, el objetivo de Isabel Díaz Ayuso es liderar a los ‘Populares’ madrileños pero solo el tiempo sabe dónde será capaz de llegar la presidenta regional.

A día de hoy, Ayuso está centrada en la batalla de Madrid en la que tendrá que medirse con el otro líder capitolino, José Luis Martínez-Almeida. El alcalde madrileño también quiere su protagonismo y, según fuentes cercanas al primer edil, sus aspiraciones no son las de quedarse en Cibeles para siempre. Casado ha apadrinado a Martínez-Almeida nombrándole portavoz nacional del partido, un «caramelo de consolación» que el regidor de la capital ha acogido con gran entusiasmo.

En la convención nacional ha quedado claro que el líder del Partido Popular y candidato a presidir el Gobierno de España es Pablo Casado Blanco. Pero Casado se juega todo en las urnas y, si no consigue ganar las elecciones, la cúpula del PP tendrá que tomar decisiones para mantener a flote el partido. Casado se juega todo a una bala, las elecciones, e Isabel Díaz Ayuso es el nombre que más suena como bala del revolver por si Casado falla en el tiro.