jueves, 9 diciembre 2021 04:53

Ayuso admite que lo que está pasando en el PP de Madrid es «complicado»

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso ha admitido este miércoles que lo que está pasando en el PP de Madrid estos días es «complicado», aunque ha recalcado que tiene «buena relación» con el presidente del partido, Pablo Casado.

Así lo ha expresado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, en la que ha sido preguntada por la falta de respaldo de ‘Génova’ y del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, a su candidatura a liderar el partido en la región.

Ayuso, que ha tenido que contestar a más de diez preguntas sobre el tema, ha indicado, en primer lugar, que siempre que habla desde la sede de la Presidencia de la Comunidad procura «dejar al margen las cuestiones de partido» pero ha reconocido que «lo que está pasando no es fácil» y que estas «pesan».

«Tengo una responsabilidad de gobierno que está por encima de todo. No se entendería otra cosa de hecho. Acabamos de celebrar unas elecciones y me han dado un mandato, con mucho peso precisamente para centrarme en la recuperación económica de Madrid», ha apuntado.

A pesar de estas palabras, ha indicado que le gustaría que la situación que se está viviendo en el partido «pase pronto» y que salgan de ella «unidos, fortalecidos y centrados en lo importante, que es Madrid».

«A mí no me preocupa perder poder ninguno, lo que me preocupa es no ejercerlo para bajar impuestos, para mejorar la economía, es decir, perder el tiempo ahora que tengo la inmensa suerte de ser la presidenta de todos los madrileños», ha dicho.

Ayuso ha sostenido que tiene una «buena relación» con Casado, que han mantenido durante 17 años. Tal y como ha insistido, ella quiere «normalidad, coherencia y que las cosas sigan como hasta el momento». «Hemos estado unidos y hemos cosechando los mejores resultados jamás pensados en Madrid», ha dicho.

«RESPETUOSA CON LOS PLAZOS»

La líder del Ejecutivo madrileño ha repetido que le gustaría que el Congreso Regional se celebrase pronto «para evitar más confrontación» aunque ha incidido en que es «respetuosa con los plazos» y no va a estar en ningún problema de ese tipo.

«Desde luego, creo que ir a unas urnas a uno siempre le hace libre, es lo que me ha pasado en las últimas dos ocasiones al frente de la Comunidad de Madrid y por eso me gustaría seguir adelante con este proceso», ha recalcado, para a continuación insistir en que «la relación es buena». A su parecer, lo más difícil cuando se viven momentos así es «pensar el final» y, en este caso, sabe «que el desenlace va a ser bueno».

Respecto al alcalde de la capital, ha insistido en que «la colaboración y la lealtad entre el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid son necesarias». «Mi trabajo con el alcalde ha sido de absoluta complicidad y de apoyo y esto va a seguir siendo así. En los momentos más complicados, durante estos dos últimos años, lo hemos demostrado y sé que vamos a estar a la altura», ha declarado.

De hecho, ha manifestado que cuando hicieron las listas a las elecciones de 2019 no pensaron en equipos diferentes de ambos porque son «el mismo», y la separación se hizo por una cuestión «de trámite». «Sé por eso que esto acabará bien», ha repetido.

La presidenta madrileña ha reiterado que tiene «ilusión» por dar un paso adelante y ha hecho hincapié en que este es un asunto del que se lleva hablando «año y medio». Se presenta «para dar coherencia a lo que los votantes han elegido, por darle normalidad a una situación que se sucede por todo el país y sobre todo por ser transparente».