sábado, 4 diciembre 2021 18:53

Fernando Simón quiere regalar la tercera dosis porque no hace falta… ¿hora de comprar más?

Fernando Simón, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), comparecía ayer públicamente para expresar su punto de vista sobre la evolución de la pandemia y la campaña de vacunación. El experto epidemiólogo se mostraba contrario a que se suministre una tercera dosis de la vacuna contra la Covid-19 ‘en general’, porque según parecen apuntar los estudios, la inmunidad puede durar años. Por lo tanto su propuesta ha sido que se donen todas estas dosis que realmente no harían falta, a países del tercer mundo que aún no han tenido acceso a la inmunización. Simón también ha expresado dudas sobre la verdadera necesidad de inocular la vacuna a niños menores de 12 años, ya que son un grupo de edad al que la enfermedad apenas le afecta.

Por otra parte, asegurada en su rueda de prensa en Zaragoza, que en la actualidad, la transmisibilidad de la enfermedad provocada por el coronavirus, ha disminuido de forma considerable en España gracias a que la mayor parte de la población se encuentra ya inmunizada y tiene un elevado porcentaje de personas vacunadas. Según el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, tendría que llegar repentinamente una nueva variante que creara una elevada transmisión para provocar una situación realmente grave.

HAY QUE VACUNAR AL RESTO DEL PLANETA

Así pues, según Simón, esta tercera dosis no sería necesaria para mantener el índice de inmunidad en el país, aunque excluye a colectivos como las personas inmunocomprometidas, que generan poca inmunidad tanto con la vacuna como con el virus, y las personas mayores, que sí se verían beneficiadas con una tercera dosis de refuerzo.

Fernando Simón aprovechaba para recordar que la humanidad necesita quince millones de dosis para que todo el planeta esté vacunado y se pueda controlar definitivamente el avance de la Covid-19 en sus diferentes variantes y cepas. Pero como asegura, «es imposible fabricar tantas”, por lo que la solución pasaría por no desaprovechar las dosis en inoculaciones que realmente no son necesarias, para destinarlas a los países subdesarrllados que a fecha de hoy aun tienen un índice muy bajo de vacunación.

Simón ha advertido también que en los próximos años vamos a vivir nuevas pandemias, y en todas ellas tendremos que aprender de nuevo sobre la marcha ‘casi desde cero’. Por ello ha insistido en la necesidad una transformación del sistema sanitario en la que las diferentes áreas puedan trabajar al unísono.

Mientras tanto, el Ministerio de Sanidad, acabo de poner en marcha la nueva estrategia de vacunación para suministrar la tercera dosis contra el coronavirus a los casi siete millones de ciudadanos mayores de 70 años. Según lo establecido, los vacunados recibirán una nueva dosis de cualquiera de los viales del tipo ARN mensajero, independientemente de la vacuna que se utilizó a principios de año en la primera campaña de vacunación.