domingo, 28 noviembre 2021 08:49

El Gobierno destaca su «firme voluntad» con la recuperación

El Gobierno ha destacado este viernes que el hecho de que España haya sido el primer país en solicitar a la Comisión Europea el desembolso del primer tramo del fondo de recuperación, que asciende a 10.000 millones de euros, demuestra su «firme voluntad» con la recuperación económica y social.

«Refleja también el afán reformista del Ejecutivo, que se sustenta en cuatro ejes: transición ecológica, transformación digital, cohesión social y territorial e igualdad efectiva entre hombres y mujeres», ha ensalzado el Ejecutivo a través de un comunicado remitido por el Ministerio de Hacienda y Función Pública.

La solicitud de primer desembolso la ha efectuado la Secretaría General de Fondos Europeos, dependiente del Ministerio de Hacienda y Función Pública, como Autoridad Responsable del Plan, y se produce tras la firma y entrada en vigor de las Disposiciones Operativas del Plan de Recuperación, que establece la manera en que se organizará el seguimiento del desarrollo del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de manera bilateral entre España y la Comisión Europea.

CUMPLIMIENTO DE 52 HITOS

Este primer desembolso de 10.000 millones, que se sumarán a los 9.036 millones de euros que ya recibió España en forma de prefinanciación, va ligado al cumplimiento de 52 hitos, adscritos al periodo que va desde febrero de 2020 a junio de 2021.

Se trata de un conjunto de reformas normativas que contribuirán a reforzar la capacidad transformadora de la economía, entre las que destacan el Plan de Digitalización de las Pymes 2021-2025, el Real Decreto de igualdad retributiva entre mujeres y hombres o la Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

En concreto, ocho de ellas forman parte del capítulo sobre modernización de la Administración, entre ellas la normativa para reducir la temporalidad en el sector público.

También tiene un peso importante en este desembolso el componente sobre la reforma de la fiscalidad con medidas como la introducción de la tasa digital, el gravamen sobre transacciones financieras o modificaciones corto plazo en el impuesto de sociedades y de impuestos indirectos.

En este primer desembolso también se incluyen medidas del capítulo de la reforma laboral, como son la ley que regula el teletrabajo, la normativa para reducir la brecha salarial de género y la entrada en vigor del plan de acción para atajar el desempleo juvenil.

En cuanto a la reforma de las pensiones, el desembolso de estos 10.000 millones está condicionado a la separación de las fuentes de financiación de la Seguridad Social, la revisión de las bonificaciones de los planes individuales de pensiones y la modificación del complemento de maternidad de pensiones.

Otras hitos y objetivos incluidos entre los requisitos para acceder a este tramo de ayudas directas son la aprobación de la ley climática, la estrategia de descarbonización hasta 2050, la hoja de ruta del hidrógeno, la estrategia española de economía circular, el plan de digitalización de pymes o la estrategia nacional de inteligencia artificial.

LA COMISIÓN EUROPEA TIENE DOS MESES PARA HACER EL EXAMEN

A partir de ahora la Comisión Europea dispondrá de un plazo de dos meses para realizar el análisis y comprobación de la documentación presentada por el Gobierno de España para efectuar el desembolso, atendiendo al artículo 24 del Reglamento del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia.

«Ahora lo analizaremos y decidiremos rápido», ha asegurado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en un mensaje compartido en su perfil oficial de Twitter.

Bruselas emitirá en primer lugar un análisis preliminar sobre el que se tendrán que pronunciar el resto de Estados miembros. Si este análisis es positivo y también lo avalan los países (o si pasa un mes sin que éstos se hayan pronunciado), el desembolso será autorizado.