domingo, 28 noviembre 2021 15:19

Un concejal comparte un acto contra la violencia de género tras ser denunciado por malos tratos

Ignacio Magaña ha sido expulsado de las filas del Partido Socialista del Ayuntamiento de Zaragoza, poco después de que fuese detenido por la Policía Nacional en su propio domicilio como presunto autor de un delito de violencia machista. El grupo, liderado pro Lola Ranera, ha solicitado la salida inmediata del concejal, suspendido de militancia en el partido, además de retirársele cualquier representación en las juntas del distrito.

En cuanto se tramite la documentación, la expulsión se hará efectiva. A partir de ahora Magaña no podrá formar parte del grupo mixto, pero tampoco formar uno propio. Tampoco tendrá derecho a ser portavoz ni de comisión ni de grupo, ni a la dedicación exclusiva.

El arresto del edil se produjo el sábado por la tarde después de una denuncia de su mujer por malos tratos. Según la declaración de la mujer a la Policía Nacional, se produjo una discusión que derivó en un forcejeo durante el cual el concejal empujó a la mujer, agrediéndola físicamente y esgrimió un arma blanca con la que la amenazó, aunque no llegó a provocarle heridas. Fruto de esta agresión, la esposa resultó lesionada en un pie y en una mano.

Según declaraciones de la denunciante, en otra ocasión, hace un año, el edil llegó a tomar un cuchillo de cocina y se lo puso en el pecho, aunque estos hechos no fueron denunciados en su día.

En los momentos posteriores a la detención, Magaña tuvo que ser trasladado a urgencias por manifestar un problema de arritmias, por lo que hasta que no reciba el alta médica, no comparecerá ante el titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Zaragoza. Mientras tanto el concejal ha negado, a través de su abogado, la agresión a su mujer.

En Twitter se ha rescatado una publicación de la que curiosamente el concejal del PSOE se hacía eco el pasado mes de octubre. Dicha publicación hacía referencia al minuto de silencio que se convocó el 12 de octubre en Zaragoza en rechazo a una agresión machista denunciada unos días antes. Además, se recordaba la habilitación de puntos violetas para apoyo a las víctimas de violencia machista durante las fiestas del Pilar. Curiosamente, Ignacio Magaña se mostraba solidario y apoyaba esta iniciativa tan solo unas semanas antes de ser denunciado por malos tratos.

El Juzgado de guardia de Violencia sobre la Mujer de Zaragoza decretaba el domingo la libertad del concejal con una orden de alejamiento de su mujer. Hace un año, Magaña fue multado por la policía local por circular al doble de la velocidad permitida y sin seguro obligatorio. Por ello se le retiraron cuatro puntos y tuvo que pagar una sanción de 1.900 euros.