domingo, 28 noviembre 2021 19:36

Sindicatos piden el cese de Marlaska y cargan contra IIPP por su apoyo a la cesada subdirectora de la cárcel de Villena

el corte ingles

Sindicatos de funcionarios de prisiones han pedido este jueves el cese del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, junto a todos los responsables de Instituciones Penitenciarias (IIPP) que mostraron públicamente el apoyo a la subdirectora de la prisión de Villena (Alicante), quien fue detenida ayer por la Guardia Civil por presuntamente simular una agresión por encapuchados a la salida de su domicilio en Benidorm, hecho por el que ha sido cesada de su cargo.

La supuesta agresión de encapuchados denunciada por la subdirectora cesada se relacionó con la supervisión que esta responsable debía realizar sobre una investigación anterior en torno a la reducción que practicaron en agosto tres funcionarios, usando las defensas de goma, sobre un preso con problemas de salud mental en este mismo centro penitenciario.

Tanto la Asociación de Trabajadores Penitenciarios ‘Tu abandono me puede matar’ (TAMPM) como la Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones han pedido en sendos comunicado el cese y relevo del ministro, así como el nombramiento de un nuevo equipo directivo al frente de la Secretaría General de Prisiones en un «tiempo razonable» ante la pérdida de confianza de los profesionales hacia los actuales responsables penitenciarios. Por su parte, el sindicato Acaip-UGT exige «responsabilidades por la gestión que se ha realizado».

«El Ministerio del Interior y la Secretaría General de IIPP emitieron un comunicado oficial condenando lo que supuestamente sucedió y en apoyo de lo que el ministro consideraba una verdadera funcionaria. Organizaron en todos los centros concentraciones de apoyo a la subdirectora, algo que jamás había sucedido anteriormente con otras agresiones graves que han tenido lugar dentro de las prisiones», ha criticado TAMPM.

Por ello, el colectivo recalca que los responsables de IIPP han demostrado «no estar capacitados para gestionar ni al personal a su cargo ni las políticas a aplicar con la población penitenciaria» y les acusa de haber dado una «imagen mafiosa y oscura» de los trabajadores de la prisión, que «dudaban» de la supuesta agresión denunciada.

En la misma línea, señalan que hubo una «filtración interesada» del vídeo con la intervención de los trabajadores de Aislamiento. «Se buscaba desde las altas instancias de la administración menoscabar públicamente la imagen del colectivo de trabajadores de las prisiones del país, inmerso en una lucha por la mejora de sus condiciones laborales», considera el colectivo, que responsabiliza al Secretario General de IIPP, Ángel Luis Ortiz, por permitir el uso de medios oficiales «para dañar la imagen de un servicio público esencial», por lo que «no debería permanecer en su cargo». Además, recuerda que estuvo en la concentración de Villena de apoyo a la entonces subdirectora de la prisión.

«RESPETO»

Por su parte, desde la Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones (APFP) han querido dejar constancia de su «apoyo sin fisuras» a la labor de los funcionarios del centro penitenciario Alicante II-Villena y han exigido «respeto a nuestra profesión, a nuestra dignidad y relevancia en la toma de decisiones», pues «a pesar del desconocimiento de nuestra labor para una parte de la sociedad, somos servicios esenciales que trabajamos con y para en beneficio de los reclusos».

«No podemos seguir siendo el disparadero, blanco último de sus acusaciones, directas o veladas desde una administración que no nos quiere» y han instado a las autoridades a que se aclare esta «farsa de agresión» hasta las últimas consecuencias penales y administrativas por dañar «de forma irreparable la imagen y la profesionalidad de los funcionarios penitenciarios», exponen en el comunicado.

El sindicato cree necesario un «relevo» de todo el equipo que integra la Subdirección General de Análisis e Inspección, «ante la inacción frente a este tipo de episodios», así como los responsables de los equipos directivos de las prisiones de Alicante II (Villena), Madrid VII (Estremera) y de cualquier personal que se viera comprometido en estas situaciones.

Asimismo, la asociación ha afirmado que ha solicitado por escrito al Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, su intervención para cesar y destituir al Ministro del Interior, así como el nombramiento de un nuevo equipo directivo al frente de la Secretaría General de Prisiones en un tiempo «razonable».