jueves, 26 mayo 2022 09:45

España y Alemania reciben con cautela la posible retirada de tropas rusas junto a Ucrania

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, y su homóloga de Alemania, Annalena Baerbock, han reconocido que aún es demasiado pronto para valorar el alcance y los efectos de la retirada de tropas rusas en la frontera, aunque han coincidido en que cualquier gesto que permita rebajar las tensiones sería una «excelente noticia».

«La guerra es evitable», ha subrayado Albares en una rueda de prensa junto a Baerbock, al término de una reunión en Madrid en la que Ucrania ha sido uno de los principales puntos de la agenda. La visita de la ministra alemana coincide con el viaje a Moscú del canciller, Olaf Scholz, que el lunes ya había estado en Kiev.

Los dos ministros han abogado por la diplomacia para resolver la actual crisis y han coincidido, como ha apuntado Albares, en que «la pelota está en el tejado de Rusia». En este sentido, el jefe de la diplomacia española ha asegurado que los «130.000 soldados» que Rusia habría acumulado junto a Ucrania «no responden a ninguna necesidad defensiva».

El Gobierno ruso ha anunciado este mismo martes la retirada de algunas de esta tropas, pero Albares ha señalado que «todavía es muy pronto» para valorar este posible gesto. «Estamos verificando si de verdad se trata de una pequeña desescalada», lo cual sería una «excelente noticia», ha añadido.

También Baerbock cree que «cualquier paso en la desescalada sería un momento de esperanza», si bien ha instado a pasar de las palabras a los hechos y a contrastar cualquier declaración que trascienda a la opinión pública para comprobar «si son informaciones veraces o rumores».

Asimismo, ambos ministros han señalado que los países aliados estarán preparados para los «distintos escenarios» que puedan producirse, no necesariamente la invasión, y que habrá medidas contundentes si Moscú persiste en su actual desafío. Desde hace semanas, según Baerbock alemana, Rusia «juega con fuego» en torno a Ucrania y eso es «peligrosísimo».

«Estamos preparados para cualquier escenario», ha recalcado Albares, que acto seguido ha llamado a no establecer diferentes varemos para los posibles desafíos rusos. «No debe producirse en ningún caso ningún tipo de agresión (…). Ni total ni parcial, ni grande ni pequeña», ha sentenciado.

INTEGRACIÓN EN LA OTAN

Moscú había establecido entre sus requisitos para calmar los ánimos que la OTAN se comprometiese a no expandirse en el este de Europa, pero tanto Albares como Baerbock han defendido que las decisiones sobre este ámbito corresponden a la Alianza, por un lado, y a Kiev, por el otro.

«No vamos a negociar por encima de Ucrania», ha asegurado en su comparecencia la jefa de la diplomacia alemana, mientras que su homólogo español ha querido recordar que Ucrania «es un país soberano» con «capacidad para tomar sus propias decisiones».

Albares ha subrayado que no caben estados con «soberanías limitadas» y ha afirmado que la OTAN, como «organización autónoma», tiene capacidad «exclusiva» para decidir a quién incorpora.

Los dos ministros han abogado por la diplomacia –Albares ha instado a Moscú a participar «de buena fe» en el diálogo– y han defendido el papel de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).