jueves, 26 mayo 2022 23:27

Vox defiende el espionaje a separatistas y acusa a Batet de prostituir el Congreso para dejarles ver secretos de Estado

Vox ha defendido este miércoles el espionaje a políticos independentistas catalanes porque, según ha remarcado, «dieron un golpe de Estado» con el referéndum ilegal de 2017, y ha acusado a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet de «prostituir» la Cámara por rebajar los requisitos de la comisión de secretos para que puedan entrar esas formaciones.

En la sesión de control al Gobierno, la secretaria general de Vox en el Congreso Macarena Olona, ha relatado las denuncias de supuesto espionaje a independentistas y se ha preguntado «cuál es el problema». «Poco les han espiado», ha dicho, recordando que el separatismo representa «una amenaza» para el Estado y que en 2017 hubo un referéndum ilegal que motivó que el Tribunal Supremo condenara a prisión a sus líderes.

Y ha cargado también contra Meritxell Batet por su resolución de Presidencia que rebaja las mayorías para facilitar la entrada de las formaciones independentistas en la comisión que da acceso a documentos clasificados y a controlar las actividades del Centro Nacional de Inteligencia (CNI)

Olona, que estaba preguntado al ministro de la presidencia, Félix Bolaños, se ha dirigido directamente a Batet pidiendo su dimisión por «abrir la comisión de secretos a ETA y a los separatistas catalanes». «Usted no desaprovecha la ocasión para prostituir esta Cámara», ha sentenciado.

ES CONTROL AL GOBIERNO, NO AL CONGRESO

Desde la Presidencia, Batet no ha respondido y se ha limitado a recordar a la diputada que estaban en «la sesión de control al Gobierno», no al Legislativo.

Y Bolaños, que acusa a Vox de «cinismo insoportable», ha reprochado a Olona «preguntas carentes de educación y de respeto». También le ha afeado su foto con Marine Le Pen en la noche electoral de las presidenciales francesas: «Ustedes son la ruina del campo español, de la gente que trabaja para ganarse el pan», ha enfatizado.