miércoles, 6 julio 2022 06:47

Fiscalía recurre las últimas diligencias encargadas a la UDEF para rastrear las cuentas de Monedero y Bescansa

La Fiscalía ha recurrido las últimas diligencias encargadas por el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón a la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) para que rastree las cuentas bancarias de los fundadores de Podemos Carolina Bescansa y Juan Carlos Monedero, en el marco de la investigación sobre la presunta financiación ilegal de la formación ‘morada’ a través de Venezuela.

El titular del Juzgado Central de Instrucción Número 6 ha dado luz verde a la UDEF para que lleve a cabo las pesquisas que le propuso en un informe de 4 de enero donde la unidad policial daba credibilidad al relato efectuado por el ex jefe de la Inteligencia venezolana Hugo ‘El Pollo’ Carvajal sobre las relaciones entre miembros del Gobierno venezolano y fundadores de Podemos.

En concreto, según avanzó Okdiario y han confirmado fuentes jurídicas, el magistrado ha ordenado a la UDEF rastrear las cuentas de Bescansa, Monedero y los otros dos fundadores de Podemos que están en el punto de mira de esta investigación, Jorge Lago y Ariel Jerez, así como confirmar la presencia del profesor universitario en Caracas en unas fechas concretas donde, conforme manifestó ‘El Pollo’, se habría producido una entrega de dinero.

Una decisión que era susceptible de recurso y que finalmente ha sido impugnada por el Ministerio Público, de acuerdo con fuentes fiscales. La Fiscalía ya recurrió las primeras diligencias encargadas por el Juzgado Central de Instrucción Número 6, al considerar que esta causa, que permanece secreta, es de carácter prospectivo.

El pasado mes de marzo, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional dio la razón a la Fiscalía en ese primer recurso, indicando al instructor que se limitara a indagar en los hechos expuestos por Carvajal y los testigos interrogados hasta ahora, no sobre personas concretas.

Sin embargo, ese primer recurso del Ministerio Público dejó fuera el citado informe de la UDEF, por lo que la Sala de lo Penal no se pronunció sobre dicho ‘dossier’, lo que ha propiciado que siguiera dentro de la causa, permitiendo a García Castellón ordenar estas nuevas diligencias a fin de corroborar el relato de ‘El Pollo’ y los demás testigos.

REAPERTURA DEL CASO

Esta investigación judicial se cerró en 2016, cuando solo se apoyaba en el denominado ‘Informe PISA’, pero se reabrió el año pasado a raíz de la información aportada por ‘El Pollo’ como parte del “proceso de colaboración” con la Justicia española que inició cuando fue detenido para su extradición a Estados Unidos después de pasar casi dos años prófugo.

Las diligencias encargadas inicialmente a la UDEF iban destinadas a verificar lo reflejado en los documentos entregados por Carvajal. Entre ellos, una orden de pago que habría girado el presidente venezolano, Nicolás Maduro, en 2013 para abonar 142.000 dólares a Bescansa, Jerez y Lago por el encargo que les habría hecho para idear el “diseño político comunicacional” del ‘stand’ de la petrolera estatal PDVSA en el Congreso Mundial de Petróleo celebrado en 2014 en Moscú.

También aportó otra orden de pago que habría dictado el propio Hugo Chávez en 2008 para pagar 6,7 millones de dólares a la Fundación CEPS, vinculada a Podemos, para “propiciar un cambio político aún más afín al Gobierno bolivariano”. En este documento, que fue revelado en 2016 por distintos medios, se citaría expresamente a Pablo Iglesias, Jorge Vestrynge y Monedero como “destacados profesores” a los que definiría como “aliados naturales de la revolución bolivariana”.

Además, en un escrito incluido en este bloque documental, el ex jefe de Inteligencia indicó que Monedero habría recogido en mano en un hotel de Caracas 600.000 euros que habrían salido de la Embajada de Cuba en Venezuela.

LA DEA Y SU DETENCIÓN

En estos momentos, Carvajal está pendiente de su proceso de extradición a Estados Unidos, que se reactivó el pasado 9 de septiembre, cuando fue detenido por la Policía Nacional, durante un operativo conjunto con la DEA estadounidense, en un piso de Madrid donde vivía “totalmente enclaustrado”, conforme describió entonces el cuerpo de seguridad.

La potencia americana le reclama por presuntos delitos de tráfico de armas y drogas. Su entrega a Washington quedó aprobada en 2020, pero no pudo materializarse porque ‘El Pollo’ se fugó en noviembre de 2019, aunque su defensa recalca que nunca llegó a salir de España.

Después de varias idas y venidas, su extradición a Estados Unidos continúa paralizada porque ha presentado una nueva petición de asilo en la que apela, precisamente, a ese “proceso de colaboración” con los tribunales españoles para no ser enviado a Washington.

El otrora jefe de Contrainteligencia Militar con Chávez y Maduro está perseguido en Washington por hechos que se produjeron entre 1999 y 2019, cuando habría pertenecido al llamado ‘Cártel de los Soles’, una organización criminal supuestamente gestionada por cargos ‘chavistas’ que, con la presunta colaboración de las FARC y otros grupos armados, habría introducido grandes cantidades de droga en Estados Unidos.