Carreras Ciudadanos

La crisis interna en Ciudadanos se agrava en modo de despidas. A Roldán y compañía se suma ahora Francesc de Carreras. Y por las mismas razones que lo hicieron los anteriores: por no compartir los principios que ha adoptado la formación naranja en los últimos meses. Su adiós, no obstante, es aún más doloroso que los anteriores para Albert Rivera. Carreras fue su ‘padre’ político y uno de los fundadores de Ciudadanos.

Lliga

Toni Roldán y Javier Nart consolidan la fractura interna de Ciudadanos

Ciudadanos se desmorona. La inesperada dimisión del portavoz económico en el Congreso y miembro de la Ejecutiva permanente de la formación, Toni Roldán, muestra que no todo es color “naranja” dentro del partido y deja al descubierto sus profundas grietas internas. Al abandono de Roldán se suma el de...

Carreras es Catedrático emérito de Derecho Constitucional en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y se afilió en las primeras horas de vida de Ciudadanos, allá por el año 2006. Fue uno de los propulsores de formar un partido constitucionalista en Cataluña, aunque rápidamente se alejó de los cabezas del partido, aunque se mantuvo como afiliado, hasta que ha decidido decir adiós.

EN CONTRA DEL VETO A SÁNCHEZ Y EL APOYO DE VOX

En su carta de renuncia, que recoge Vozpópuli, afirma que escribió “un texto muy breve” para comentar que estaba “en desacuerdo con la táctica y estrategia seguida por Ciudadanos” y que lamentaba que “algunos principios” se hubieran “abandonado”. No estuvo contento con el veto en un principio a Rajoy, y el “no” a Sánchez, abandonado  a los independentistas, puede haber sido la puntilla a su estancia en el partido.

Pero el veto al PSOE no ha sido el único motivo que ha propiciado su fuga. El acercamiento a Vox ha sido lo que ha desencadenado todo. “”A partir de las elecciones andaluzas vi que Ciudadanos adoptaba una actitud, la de contar con el apoyo de Vox, que como excepción se podía justificar pero no como regla a partir de entonces. Después vino lo de (la foto de) Colón, que critiqué en un artículo”, comenta. Carreras abogaba porque Ciudadanos mostrara siempre un acercamiento a PSOE y PP para garantizar gobiernos constitucionalistas.

A pesar de que la carta consta de abril, Carreras ha mantenido todo el asunto en secreto para no interferir en las elecciones generales del 28 de abril ni en las municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo, donde Ciudadanos salió reforzado. En el momento de su adiós mantuvo conversaciones con Villegas y el propio Rivera, aunque no llegaron a tener un encuentro formar para abordar el asunto. Lo que está claro es que son muchos los disidentes de Rivera, y cada adiós más doloroso.

ROLDÁN, NART Y LOS QUE PODRÍAN LLEGAR

La crisis interna en Ciudadanos es una realidad. La Ejecutiva aceptó al PP como socio prioritario y, sobre todo, no apoyar la investidura de Sánchez, que es lo que más han criticado pesos pesados del partido. Lo hizo Francesc Carreras en su momento, hasta terminar fuera del partido, y lo mismo pasó anterior mente con Xavier Pericay, cofundador, Toni Roldán, secretario de Programas y Áreas Sectoriales y Javier Nart, europarlamentario. La lista ha aumentado y, de momento, Rivera no cede y mantiene su cordón sanitario, que podría derivar en unas elecciones o en un gobierno que dependa de los independentistas. 

Precisamente Carreras criticó que el objetivo de Ciudadanos es evitar que partidos extremistas tomen el poder, y permitir siempre un gobierno constitucionalista apoyado en los dos partidos históricos, PP y PSOE. La lista podría no concluir aquí. Garicano e Igea se han mostrado contrarios aunque, como dos pesos pesados, han aceptado las directrices. La incógnita es si otros lo harán o se bajarán de un barco cuya travesía se antoja complicada. 

Comentarios