Villarejo

Los pasos en la última década por parte del excomisario de policía José Manuel Villarejo, ahora en la cárcel, siguen escribiendo su propio guion. No obstante, no siempre todo en lo que se ha visto involucrado, tanto él como sus socios, ha llegado a buen puerto. Un ejemplo fue una venta de acciones de Legálitas.

Los hechos se remontan al año 2012. En ese ejercicio, la empresa Grip4 vendió acciones que tenía en su poder de Legálitas Asistencia Legal a Lextor, sociedad que años más tarde ha sido relacionada con el abanico de compañías que estaban, de un modo u otro, bajo el control del excomisario Villarejo. El condicionante de esta transacción es que se hizo bajo documento privado.

En esos momentos, el administrador de Grip4 era Alfonso Carrascosa, que por aquel entonces era presidente de Legálitas, aunque ahora mismo ya no se encuentra en el máximo cargo de la compañía, ni de consejero. Por su parte, el administrador de Lextor era Rafael Redondo, alguien que ha estado ligado de manera muy íntima con el excomisario Villarejo.

BBVA

El juez imputa al BBVA por el ‘caso Villarejo’

Manuel García Castellón, juez de la Audiencia Nacional, ha decidido imputar como persona jurídica al BBVA, por los presuntos delitos de cohecho, revelación de secretos y corrupción en los negocios relacionados con una operación de espionaje encargada en 2004 a José Manuel Villarejo, comisario jubi...

La cuestión es que dicha operación, cuyos trámites administrativos no representaban gran dificultad, en realidad nunca llegó a ejecutarse. Fuentes conocedoras de la situación explican a MONCLOA.com que este intercambio accionarial no llegó a tener efectos y, por otra parte, nunca se eleva a público, ni se comunicó a Legálitas como es preceptivo.

HISTORIA DE UNA OPERACIÓN FALLIDA

El punto de partida de esta operación que no llegó a producirse se fragua porque Alfonso Carrascosa conocía a Rafael Redondo en calidad de abogado. No obstante, según ha podido saber MONCLOA.com, en ningún caso Carrascosa tuvo conocimiento en su estancia en Legálitas que esta esta sociedad tuviera un vínculo directo con el excomisario Villarejo.

Asimismo, el hecho de que todo se desarrollara en documento privado que no tuvo trascendencia pública deja la operación en un terreno de ambigüedad que, no obstante, dichas fuentes aclaran que nunca llego a ejecutarse.

Comentarios