Campamento Guardia Real
Tiendas de campañas plantadas en la Base de El Copero (Sevilla) para alojar a la tropa de la Guardia Real. | MONCLOA.COM

La Asociación Militar Profesional #45SinDespidos ha preguntado oficialmente al Ministerio de Defensa por qué los guardias reales de tropa y marinería tuvieron que dormir en un campamento improvisado de tiendas de campaña en los días de concentración en Sevilla para la celebración del Día de las Fuerzas Armadas (DIFAS). MONCLOA.COM reveló que se montó un campamento de tiendas de campaña en la Base de El Copero para dar alojamiento a los casi 500 componentes de la Guardia real que se desplazaron para dar solemnidad y relevancia al acto central de esta fiesta. Un campamento reservado solo para empleos de cabo para abajo, a los oficiales se les buscó un alojamiento más digno.

La Asociación, que ha nacido para luchar contra el despido de militares de tropa y marinería que no han logrado la permanencia pasados los 45 años, dirige una batería de preguntas al Portal de Transparencia del Ministerio de Defensa. Una de ellas dice que quiere conocer “el motivo por el cual no se destina parte del presupuesto a la celebración del acto en alojamientos decentes para la Tropa y Marinería”.

Campamento Guardia Real

Día de las FAS: La Guardia Real, uniforme de gala de día, tiendas de campaña de noche

La Guardia Real lucirá este sábado, en el Día de las Fuerzas Armadas, solemne con sus uniformes de gala y sus ros blancos, plumajes, emperifollados, hebillas brillantes y arreos de caballos bien pulidos. Serán la parte más solemne del desfile que hace de acto central del Día destinado a conocer y pr...

Las condiciones de este viaje han indignado a la tropa de la Guardia Real. Un total de 300 pasaron en ese campamento de tiendas de lona desde el martes 28 de mayo, es decir cinco días en duras condiciones mientras llevaban a cabo el enorme desgaste físico de preparar el desfile, con marchas extenuantes y preparando el equipo de gran gala a la vez. Además de dormir en sacos y sobre el suelo, los guardias reales disponían tan solo de un baño para cada 30 personas.

LOS GASTOS DEL DESFILE Y LA GUARDIA REAL

Al margen de los problemas de alojamiento para la Guardia Real, esta asociación militar quiere saber también el presupuesto total del desfile, así como los temas que han sido subcontratados a empresas privadas y por qué. Por ejemplo, en una de las preguntas se plantean por qué se contratan empresas privadas para el desplazamiento de vehículos “cuando el Ejército de Tierra dispone de una unidad con vehículos y personal capacitado en exclusividad para este tipo de actuaciones como es la Agrupación de Transportes”.

No se queda ahí la petición de información de #45SinDespidos. Una de las preguntas es “el motivo por el cual se contratan empresas privadas para cátering cuando las Fuerzas Armadas disponen de una Tropa y Marinería sobradamente cualificada de la especialidad de hostelería y alimentación”. La intención de esta asociación es conocer qué empresas han sido subcontratadas para el DIFAS y la cuantía de los contratos que ha firmado Defensa para el desfile.

En su exposición de motivos, que firma su presidente, Jenner López Escudero, la Asociación #45SinDespidos dice que “parte de ese presupuesto tenía que ser destinado a alojamientos decentes para los que representan al pilar básico de las Fuerzas Armadas, su Tropa y Marinería”.

UN DESFILE CON CARROS DE COMBATE

El desfile del Día de las Fuerzas Armadas, celebrado este año en Sevilla, es el acto central de esta jornada de comunicación, difusión y homenaje a los ejércitos. En el mismo participaron cerca de 3.600 militares y una enorme cantidad de aeronaves –por ejemplo, 20 aviones de transporte y 36 helicópteros–, además de vehículos. Este año han desfilado vehículos acorazados de cadenas, que los últimos años no habían aparecido en este tipo de celebraciones, fundamentalmente por restricciones presupuestarias. Además, una pequeña flota encabezada por dos Buques de Acción Marítima (BAM) y un submarino atracaron en los muelles del Guadalquivir, en la capital andaluza, para hacer diferentes exhibiciones y recibir visitas del público.

Rey Guardia Real
Felipe VI durante el homenaje a los caídos por España, junto a dos guardias reales, uno de los actos principales del desfile del Día de las Fuerzas Armadas. | M. de Defensa

Sin embargo, la brillantez del desfile contrastó con un incidente que fue captado por las cámaras de televisión. El mismísimo rey Felipe VI no pudo evitar la cara de disgusto y su indignación ante el defectuoso izado de bandera ejecutado precisamente por cuatro miembros de la Guardia Real: un infante, infante de marina, otro miembro del Ejército del Aire y un guardia civil. La bandera, mal trincada, empezó a bandear peligrosamente y a voltearse ante el viento que esa mañana imperaba intenso en Sevilla. Tan intenso, que impidió que paracaidistas del Ejército del Aire pudieran lanzarse con la enseña nacional, un acto de enorme vistosidad que han ejecutado en otras ocasiones. El chascarrillo entre los guardias reales es que “el karma” actuó contra quienes habían preparado semejante alojamiento para esa semana.

La precariedad y pésimas condiciones de vida que han tenido los guardias reales estos días en Sevilla no han hecho más que incidir en las quejas que se producen en la unidad por la intensidad creciente del trabajo en determinadas unidades, que han producido que la plantilla quede bastante mermada en, por ejemplo, el Grupo de Honores. Algunos mandos consideran que la carga de trabajo y los costes son demasiado altos como para afrontar cada año dos grandes desfiles, el del 12 de octubre y el del DIFAS, que suele tener lugar además lejos de su base en el Monte de El Pardo.

Comentarios