Madrid Nuevo Norte
La alcaldesa Manuela Carmena, junto al ministro de Fomento, José Luis Ábalos, y el presidente de Distrito Castellana Norte (DCN), Antonio Béjar, y acompañada por el delegado del Área de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, presentaron el proyecto.

Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, anunció este martes la paralización “hasta después de las elecciones” de la antigua ‘operación Chamartín’. Otro fracaso más de Carmena en labores urbanísticas en esta legislatura, aunque en esta ocasión ha tirado el balón al tejado del Partido Popular. “Parece que las intenciones de la Comunidad de Madrid es que no se apruebe”, afirmó este lunes en un acto en Plaza Elíptica.

Congelado. Así es cómo ha quedado el proyecto ‘Madrid Nuevo Norte’, después de que Carmena no haya conseguido aprobarlo durante esta legislatura. La exjueza lleva cerca de un año presumiendo de ser la artífice de haber desbloqueado la mayor operación urbanística de la capital de la última década. Pero la realidad es que la alcaldesa ha vendido la piel del oso antes cazarla, porque lo único cierto hasta el momento es que la ya extinguida ‘operación Chamartín’ seguirá siendo una auténtica incógnita hasta después de las elecciones municipales.

Los tiempos han atropellado a la aprobación definitiva del proyecto, tal y cómo ya adelantó MERCA2 en el mes de enero. “Lo normal es que todo se retrase hasta después de los comicios”, afirmaban fuentes conocedoras del asunto a MERCA2 en aquel entonces. A pesar de la complejidad, nadie de Ahora Madrid quería afirmar que esta posible era más que plausible. Sólo ha sido al final -a menos de cinco días de que los madrileños voten en las urnas- cuando han tenido que claudicar y reconocer la imposibilidad de sacar adelante el proyecto.

Madrid se enfrenta a una indemnización de 900 M€ por los desarrollos del Sureste

Las reclamaciones de los desarrollos de Valdecarros y los Cerros ascienden a 900 millones de euros. Una cifra...Leer Artículo original en Moncloa.com

Pero Carmena no acepta su fracaso y envía balones fuera cuando se le pregunta por su responsabilidad en este asunto. “Parece que las intenciones de la Comunidad de Madrid es que no se apruebe”, afirmó este lunes en un acto en Plaza Elíptica. De las palabras de la exjueza se desprende la posibilidad de que el Gobierno Regional haya remitido tarde el informe del impacto medioambiental de la operación de manera premeditada.

Pero lo cierto es que este argumento no tiene ni pies ni cabeza si se compara lo que ha tardado la Comunidad de Madrid en remitir este informe con otros de esta misma índole en la capital. En este sentido, el Gobierno Regional ha empleado dos meses, cuando podía haber extendido esta decisión cuatro meses más. “Ojalá se dieran tanta prisa en realizar este trámite con todos”, afirma un directivo de una importante socimi cotizada.

Es decir, la Comunidad de Madrid no sólo no ha torpedeado a Madrid Nuevo Norte, sino que ha tratado de agilizar el proceso, a pesar de que otros ‘players’ del sector inmobiliario puedan sentirse perjudicados por el trato preferencial con el ayuntamiento de la capital. Aún así, Carmena ya ha encontrado un culpable para la demora de la operación.

EL SOCIO DE CARMENA TORPEDEA A LA ALCALDESA

Al que no ha hecho referencia la alcaldesa es al verdadero culpable de que la antigua ‘operación Chamartín’ no haya conseguido ver la luz antes de los comicios. Se trata del PSOE, su ‘socio’ en el gobierno municipal. Los socialistas han bloqueado finalmente la aprobación de la operación Madrid Nuevo Norte después de expresar su rechazo en la reunión de portavoces que la alcaldesa Manuela Carmena había convocado para este martes a las 12:00 horas de la mañana.

El grupo socialista, representado por la edil Mercedes González, mantuvo que, si se aprobase en este momento,se pondría en juego la seguridad jurídica y el plan acabaría en los tribunales. O lo que es lo mismo, Carmena no ha sido capaz de convencer a su cómplice -el PSOE- en los plenos del Ayuntamiento de Madrid.
Además, parte de los ediles de Ahora Madrid están en contra de Madrid Nuevo Norte.

SIN VPO Y SIN ALQUILERES SOCIALES

Pero el fracaso de Madrid Nuevo Norte no es el único en el ámbito urbanístico de Carmena. De hecho, el mayor de los batacazos guarda relación con las viviendas de protección oficial. En este sentido, la exjueza no ha cumplido el cupo de VPO.

El Ayuntamiento de Madrid ha defendido continuamente la necesidad de contar con más vivienda pública, sobre todo para combatir el alza de los precios del alquiler. Sin embargo, de las 4.000 viviendas que Carmena prometió levantar, y que posteriormente rebajaron a 2.500, sólo han terminado 64 viviendas. Partidos de la oposición aseguran que son viviendas terminadas, pero que aún no están ni entregadas a sus inquilinos.

El precio del alquiler, es otro debe en la cartera de la alcaldesa durante en esta legislatura. En su programa electoral de 2015 establecía la limitación del precio del arrendamiento de aquellos inmuebles rehabilitados con subvenciones y dinero público. Sin embargo, cuatro años después el Ayuntamiento no ha hecho nada al respecto.

Decepción tras decepción para sus votantes que también se han quedado sin disfrutar de los alquileres sociales que prometió la exjueza. Solo en la última convocatoria para poder acogerse a una vivienda social se registraron 30.000 solicitudes para 288 viviendas disponibles. En estos cuatro años, las bonificaciones en impuestos como el IBI para aquellos propietarios que cedieran sus pisos para alquiler ha sido prácticamente nulo.

LA ‘OPERACIÓN MAHOU-CALDERÓN’, SU ÚNICO TRIUNFO

Las únicas victorias de este consistorio en materia de ladrillo se pueden localizar en la ‘operación Mahou-Calderón’ y en los desarrollos del Sureste, aunque estos han estado parados durante gran parte de la legislatura con la excusa de reorganizar los desarrollos tal y como estaban concebidos.

Comentarios