Cayetana Álvarez de Toledo
Cayetana Álvarez de Toledo. Foto: PP

Ignacio Garriga, número uno de Vox a las generales por la circunscripción de Barcelona, arrancó la campaña electoral ante la estatua del Tamorilero del Bruc, que según cuenta la leyenda ahuyentó a las tropas napoleónicas en 1808.

La formación liderada por Santiago Abascal ha escogido estatuas referidas a momentos históricos de España para hacer reales los buenos pronósticos que tienen en Cataluña. El líder del partido pidió en un acto en Barcelona “la suspensión de la autonomía y la intervención de la Generalidad” y afirmó que “Cataluña no es una nación, sino algo mucho más importante: una región de España”.

Según predice el CIS, Vox logrará tres escaños por Barcelona, los mismos que Ciudadanos y uno más que Junts per Catalunya. Con este resultado dejarían muy atrás al PP, que se conformaría con un escaño: el de Cayetana Álvarez de Toledo, que ha enfatizado su discurso para evitar el ‘sorpasso’ de Garriga.

EL ‘PROCÉS’, ¿CLAVE EN LA RESURRECCIÓN DE VOX?

Vox ha sido un partido irrelevante desde su fracaso en las europeas de 2014 hasta finales de 2018, año que concluyó con su sorpresa en las andaluzas. Este éxito tenía un añadido mediático: Vox es parte de la acusación particular contra los 12 líderes independentistas juzgados por el Tribunal Supremo.

Albert Rivera, líder de Ciudadanos.

Cuando Ciudadanos hablaba sobre violencia de género y feminismo casi como Vox

La ley contra la violencia de género juega un papel fundamental en el posible pacto de derechas en Andalucía y Santiago Abascal, líder de Vox, condiciona su apoyo al Partido Popular y Ciudadanos a la supresión de esta. Por su parte, la formación de Albert Rivera ya propuso la reforma de la ley de vi...

La formación verde quiere judicializar la política y se acaba de querellar contra Quim Torra por su presunta desobediencia a la hora de retirar los lazos amarillos de cara a las elecciones generales del 28 de abril.

Hace unos días dos simpatizantes de Vox en Cataluña sufrieron sendas agresiones. Y algunas desafortunadas reacciones les han concedido simpatías en diversos caladeros de votos. El País afirmó que “las agresiones engordan a Vox. Sus responsables lo saben y aprovechan las redes sociales para multiplicar sus efectos”.

Y añadieron: “El victimismo es un instrumento muy poderoso. Cohesiona al grupo y, de cara al exterior, genera empatía, solidaridad y finalmente apoyo o, al menos, no beligerancia. Ante una víctima uno se queda desarmado y sin argumentos; renuncia a rebatir y desiste“.

El País afirmó que “lo más peligroso del victimismo es que otorga a quienes lo interiorizan el sello de la impunidad. No hay ningún agresor que no se presente como víctima. Cuando uno ha acumulado suficientes mártires y ofensas, verdaderas o inventadas, tiene carta blanca para vengarse”.

Ada Colau, en unas declaraciones desafortunadas, afirmó que lamentaba que hubiese “incidentes” porque cree “que es lo que estaban buscando los que se manifestaban de extrema derecha, creo precisamente que ellos quieren buscar siempre la confrontación y creo que es seguirles el juego”.

LOS INSULTOS DE UNA MILITANTE DE VOX A COLAU

Carlota Sales, miembro de Vox en Barcelona, se pasó de frenada, contestó a la alcaldesa y se jugó una querella con una carta enviada al medio ultraconservador Alerta Digital: “Cerda meona, lo pagarás muy caro en las urnas. Hay lenguajes, como la educación y el respeto, que una zorra como la Colau no entienden”.

Y añadió: “Justificas también las agresiones cometidas por la ultraizquierda ayer contra mujeres, contra familias enteras, delante de menores. Barcelona en Comù, tu partido, tiene la vara muy ancha para todas las aberraciones cometidas por Arrán, los cachorros de Terra Lliure. Ésa falta de moralidad debe ser castigada en las urnas”.

Vox
Ada Colau ha recibido duros insultos de una miembro de Vox.

Sales pidió “un voto de castigo contra el PSOE, partido que gobierna gracias a vosotros, los separatistas, los que apoyáis la guerra civil encubierta por la prensa financiada por vosotros, que padecemos en Cataluña desde hace meses. Barcelona, no se merece una alcaldesa como tú. Ni Cataluña se merece sufrir esta violencia diaria”.

La militante de Vox, que acaba de fichar a ocho cargos del PP catalán, afirma que “Cataluña es parte de España, y se merece que el sectarismo de los lacitos amarillos sea erradicado para volver a convivir como antes de descubrir que el clan Pujol no eran los del seny. Ahí empezó todo. Ahí empezó la radicalización del secesionismo”.

Y remata: “Estamos hartos de partidos como Barcelona en Comù, PdCat y PSOE, que justifican el ataque a la mayoría silenciosa, que ya no somos silenciosos, y así seguiremos hasta que los partidos secesionistas sean ilegalizados como en el resto de Europa”.

Otros excargos públicos del PP no han fichado por Vox, pero se muestran críticos por la llegada de ‘paracaidistas’ como Cayetana Álvarez de Toledo y Josep Bou, número uno al Congreso y candidato municipal por Barcelona respectivamente.

Salvador Carmona, exconcejal popular en Castellbisbal, protestó por los fichajes en Twitter: “El candidato a las municipales por Barcelona es un señor que esconde el logo del PP en toda su publicidad. Ahora la candidata al Congreso por Barcelona. Una paracaidista”.

Margallo PP

Margallo guarda sus ‘Memorias de un heterodoxo’ para después de las elecciones

El exministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, está dando las últimas pinceladas a sus 'Memorias de un heterodoxo' en las que repasará su paso por el Gobierno de Mariano Rajoy, pero la presentación del libro no será hasta después de las elecciones del 26 de mayo, a las que él se p...

Es por ello que se pregunta: “¿Qué pasa, que en el PP de Cataluña no hay líderes que defiendan la unidad de España? ¿Qué pasa con compañeros que han bregado durante años contra los ‘indepes’? Así nos va”.

Comentarios