Cómo freír los torreznos de Soria para que queden bien crujientes
Cómo freír los torreznos de Soria para que queden bien crujientes

Con la llegada de septiembre, parece que empieza a apetecernos un cambio de menú. Los días empiezan a acortarse y las temperaturas también descienden así que vamos dejando los mojitos, las ensaladas y los helados en busca de algo que nos ayude a la vuelta a la rutina – sea como sea la rutina en la nueva normalidad. Y en esta categoría de aperitivo más contundente se encuentran los torreznos de Soria. Si te creías que en la era de las mil dietas y de la búsqueda del alimento sin calorías no había cabida para la grasa, estás muy equivocado. Será por sentimentalismo o por que está muy bueno, pero el torrezno ha vuelto. Hoy te contamos los trucos para que los prepares en casa y te queden bien crujientes.

La panceta

Como ocurre con la mayor parte de las recetas, lo importante para hacer unos buenos torreznos de Soria es la materia prima. Es decir, no vale con cualquier panceta, sino que tenemos que adquirir la panceta adobada de Soria, que podemos decir que cuenta casi con denominación de origen. Sí, has leído bien. Desde el año 2010 la panceta para elaborar estos torreznos cuenta con una marca de garantía torrezno de Soria. Pero además, también tenemos que tener el cuenta el grosor de esta panceta que deberá ser de unos tres centímetros para evitar que el torrezno quede seco y sea difícil de freir.