sábado, 5 diciembre 2020 15:27

Dieta Shock: despídete de 6 kilos en 3 semanas

Ganar peso es muy sencillo pero, cuando hablamos de perderlo, parece que no hay dieta que pueda terminar con esos temidos kilos de más. Sin embargo, cada vez hay más avances en materia de investigación y, poco a poco, podemos conseguir información sobre planes nutricionales que, sin ser considerados milagrosos, nos pueden ayudar a disminuir de talla en pocas semanas. Eso sí, sin suponer ningún peligro.

Este tipo de plan será efectivo incluso para todas aquellas personas a las que les cuesta más adelgazar debido a distintos factores. Por ejemplo, la edad, el no moverse lo suficiente, el tener un metabolismo más lento, etc. Pero, ¿cómo funciona realmente este plan? Tiene menos secretos de los que imaginas.

Si estás deseando de deshacerte de esa talla de más, esto te interesa. Descubre la dieta shock y despídete de hasta 6 kilos en 3 semanas.

Así debes continuar con el plan

avena platano

En cuanto al tiempo que no sigamos el menú de shock, las comidas deben aportar unas 1.500 Kcal diarias. Debemos hacer cinco comidas al día. El snack de media mañana será un yogur y una fruta y, en la tarde, podemos comer un mini bocadillo saludable que puede ser de queso fresco, atún natural o pavo. En todo momento, escucharemos a nuestro cuerpo para ver si tenemos o no hambre. La dieta debe adaptarse a tu organismo.

Es bueno hacer el desayuno con alimentos ricos en proteínas, así nos sentiremos más saciados. Sin embargo, esto no quiere decir que tengamos que desayunar obligatoriamente embutido, pues encontramos otro tipo de alimentos que también las tienen y más saludables. Podemos consumir tortitas de avena y plátano, por ejemplo, pues son proteínas sanas que nos mantendrán activos. También debemos cuidar el consumo de harinas, que se limitarán al desayuno y la merienda.

Los dos momentos anteriores nos servirán para controlar el hambre y, las comidas y las cenas sin ellos, nos aportarán menos calorías. De este modo, controlamos el déficit nutricional, pues la fruta y verdura aportan hidratos de carbono. El postre después de cenar debe ser el yogur y no fruta para no aportar azúcares de rápida absorción cuando no los necesitamos. Gracias a esta dieta variada, no pasaremos hambre, por lo que podremos repetirla el tiempo que necesitemos.