PSdeG
Feijóo, presidente de la Xunta. Foto: Flickr.

Alberto Núñez-Feijóo está viviendo en una intensa montaña rusa: en 2018 parecía el favorito para liderar al PP nacional, en el pasado mes de abril planteó guerra contra Pablo Casado, en mayo aplaudió el giro centrista de Génova 13 y ahora, tras ver que el PP volvía a ganar en Galicia el 10-N, encara con cierto optimismo las elecciones autonómicas del año que viene.

En otoño de 2020 Feijóo pretende conquistar su cuarta mayoría absoluta consecutiva y para ello está trazando una estrategia sin ambages. El barón popular quiere mantener a raya a Ciudadanos y Vox, sin representación en el noroeste español, e intentar que la izquierda gallega siga fragmentándose.

Esta táctica se evidencia en las declaraciones de Feijóo, que aseguraba que había que imponer un ‘cordón sanitario’ respecto a Vox y calla sobre la decisión del PP de apoyar la investidura del Bloque Nacionalista Galego (BNG) en Catoira y Mondariz.

REGIONALISMO, NACIONALISMO, MEDIOS Y EL BNG

Feijóo ha heredado la receta ‘galleguista’ de Fraga: regionalismo cercano al nacionalismo gallego sin que esta doctrina comprometa la unidad de España. Esta táctica dificulta la estrategia de la oposición y el electoralismo de la ciudadanía puede evitar que Vox le haga un roto desde la derecha.

Revilla

La deriva megalómana de Miguel Ángel Revilla preocupa en el PRC

Miguel Ángel Revilla lo ha logrado casi todo a sus 76 años: ganó al fin unas elecciones en Cantabria, envió a un compañero al Congreso, se da cada pocos días unos llamativos baños de masas, sus apariciones televisivas se cuentan por récords de audiencia y en las librerías sus libros se venden como r...

Vox no lo tiene fácil en Galicia: la televisión autonómica, controlada con mano férrea por un afín a Feijóo, intentó dejarlos fuera del último debate electoral; La Voz de Galicia mantiene un tono crítico con ellos; y otros medios (La Región de Ourense o El Correo Gallego), no suelen considerar al partido de Abascal como un partido relevante.

Estos medios públicos y privados, directa o indirectamente dependientes de la Xunta de Galicia, tratan con mejor tono al Bloque Nacionalista Galego, fuerza histórica que mantiene lazos electorales con fuerzas antagónicas al PP como Euskal Herria Bildu o Esquerra Republicana de Catalunya, con los que se presentó a las últimas europeas.

FEIJÓO Y VOX

Santiago Abascal ironizó hace unos meses contra las palabras contra Vox de Feijóo, que aseguró que el citado partido no tendría sitio en Galicia: “Ese fenómeno electoral no tiene cabida en Galicia. Aquí sabe todo el electorado que nosotros somos un partido constitucionalista de principio a fin”.

El líder de Vox le contestó con visible enfado tras llenar un acto celebrado en A Coruña: “Decía el presidente de la Xunta que Vox no tenía cabida en Galicia. ¡No hay salas en Galicia suficientemente grandes!”.

Feijóo
El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo

Feijóo ya había dejado claro que cree que Vox es un instrumento del PSOE: “Pedro Sánchez está contento en este momento en La Moncloa es porque Vox está por un lado y Ciudadanos por otro. Son dos instrumentos magníficos a favor de que el PSOE pueda ser la fuerza más votada”.

“El PSOE decidió en campaña darle una gran oportunidad mediática, con una referencia continua a Vox, para que el PP retrocediera en votos. La razón de los votos a Vox es la política de pactos de Pedro Sánchez con cualquiera y sin conocer a cambio de qué, el consentimiento a un presidente de una comunidad que cada quince días proclama la república catalana”, añadió.

VOX CONTRA FEIJÓO

Vox ha arremetido con dureza contra el PP porque, aseguran, tienen un mensaje en Madrid y otra en Santiago: “Casado dice una cosa en Cataluña y le permite hacer a Feijoó la contraria en Galicia. El PP es incapaz de sostener la misma posición durante dos minutos seguidos. Los españoles apostarán el 28-A por el partido que tenga un mensaje nacional y diga lo mismo en toda España”.

El partido de Abascal asegura que Feijóo tiene un mensaje nacionalista, pero el PP gallego se defendió: “La única vez que Galicia tuvo un Gobierno nacionalista fue en 2005, cuando el PP perdió la mayoría absoluta. Hemos gobernado en nueve legislaturas de diez posibles, mandando a los nacionalistas a la oposición en todas ellas. Lecciones de arrinconar al fanatismo, aquí, ninguna”.

Vox replicó: “A ver, no os enfadéis tanto, si es muy fácil: ¿Galicia es una nación sin Estado como afirma Feijóo? Sí o no. Para Vox no lo es. Para Vox, Galicia es algo mucho más importante: una región de España. Y otro día, si queréis, hablamos de las leyes ideológicas del PP de Galicia, porque además de nacionalista, el señor Feijóo es un progre que asume toda la agenda totalitaria de la izquierda”.

VOX UTILIZARÁ LA POLÍTICA LINGÜÍSTICA DE FEIJÓO

Vox pretende irrumpir en la política gallega y lo hará cargando contra la política lingüística de Feijóo. La presidenta de la asociación Hablamos Español, Gloria Lago, envió hace unos meses una carta a Pablo Casado para asegurar que en Galicia, “en la enseñanza, el español está relegado a las asignaturas con menos interés lingüístico”.

Los secretos de la inmunidad mediática de Miguel Ángel Revilla

Fernando Jáuregui desveló que el presidente cántabro le reveló que no se presentaba a la reelección. Pero ha incumplido su palabra. Y no es la primera vez que amaga sin pegar. Una de las claves del éxito de Miguel Ángel Revilla es el confort mediático que le dispensan.Este político tiene un sobr...

Lago asegura que “en Primaria, Ciencias Sociales y Ciencias Naturales se imparten en gallego, y Matemáticas en español, y en ESO, solo Matemáticas, Tecnología, y Física y Química son obligatorias en español”.

Comentarios