Celia Villalobos y Ramón Bauzá
La exministra popular Celia Villalobos y el expresidente balear Ramón Bauzá.

El PP está perdiendo a su flota. Algunos de los activos del partido han decidido en las últimas semanas abandonar el barco de Pablo Casado. Y lo han hecho con ruido. Frente a estas fugas, el líder popular muestra preocupación. Máxime cuando las elecciones generales de abril están a la vuelta de la esquina.

La exvicepresidenta del Congreso de los Diputados Celia Villalobos ha sido la última en romper con Casado. Mientras, Teólifa Martínez ha aceptado un cargo de la Junta de Andalucía, otros exministros ‘marianistas’ no ven claro su futuro y más de un alto cargo ‘sorayista’ prepara las maletas. Estos son los portazos más sonados de los últimos meses.

1CELIA VILLALOBOS

Celia Villalobos, exministra de Sanidad y exvicepresidenta del Congreso de los Diputados.

La que fuese ministra de Sanidad del PP y habitual en las tertulias televisivas, Celia Villalobos, comunicó ayer que dejaba la política una vez que se disolviesen las Cámaras ante el anuncio de elecciones generales.

Villalobos fue el gran apoyo de Soraya Sáenz de Santamaría durante su enfrentamiento con Pablo Casado en las primarias del PP. Dolida ante la derrota de Santamaría, la exvicepresidenta del Congreso de los Diputados no vio con buenos ojos el liderazgo de Casado.

En declaraciones a la cadena Antena 3, Villalobos se mostró abatida por el que había sido su partido: “Me parece normal, alguien tenía que ser la figura de los que han perdido y soy yo, no me importa para nada”.

Aunque, según fuentes del PP, su marcha se habría debido a que el presidente popular habría prescindido de la diputada en las listas electorales. En este sentido, Villalobos ya había hecho visible su desconformidad con Casado después de que éste la apartase de la Diputación Permanente el pasado agosto.

Tras lanzar el dardo envenenado al líder del PP, Villalobos reiteró que le hubiera gustado “terminar su carrera” con el acuerdo del Pacto de Toledo, dinamitado hace unos días por Podemos en la Cámara Baja.

La diputada malagueña destacó en su carrera política por los encontronazos con su formación en cuestiones sociales como el matrimonio gay, el aborto o el divorcio, dónde ella se mostró más adelantada que su partido con los tiempos que corrían.

En esta línea, Casado reabrió el tema del aborto hace un par de semanas para intentar movilizar al electorado contrario a la legislación actual sobre interrupción del embarazo. Un paso que no gustó a Villalobos.

Atrás