Hermanas del Juan Carlos I

el corte ingles

Siempre que se habla de la familia Real, se hace sobre el Rey Emérito Juan Carlos de Borbón, de la Reina Emérita Sofía, del Rey Felipe VI, su mujer y sus hijas. No obstante, las vidas de las hermanas del Rey Emérito, Pilar y Margarita, son un poco menos conocidas.

El Rey Emérito Juan Carlos siempre ha tenido una relación especial con sus dos hermanas, pero en particular con Margarita, la menor de los tres, tiene un instinto de protección que los ha marcado durante toda su vida.

En los peores momentos del mediano de los Borbón, este siempre ha recurrido al consejo de sus hermanas. Las únicas que se atreven a llamar al Emérito Juanito son ellas y la Reina Sofía. La Reina Emérita también se lleva bien con sus dos cuñadas y las ha apoyado en los momentos más difíciles de ambas.

Son muchas las supuestas parejas extramatrimoniales que se le conocen a Juan Carlos I. No obstante, hubo una en particular, cuando Corinna zu Sayn-Wittgenstein le relacionó con la princesa alemana, que puso el matrimonio Real pendiente de un hilo. Ese día se sabe que el Rey se desplazó a casa de su hermana Pilar donde ya estaban las dos féminas del clan Borbón para aconsejar a su único hermano varón. Al igual que este, son muchos los ejemplos en todos los años de historia en los que se les ha visto unidos.

Sin embargo, tanto Margarita como Pilar tienen una familia y una vida aparte de la de Juan Carlos, pese a que las decisiones de ambas le han repercutido directamente a él y a la Corona de España.

MARGARITA DE BORBÓN

Margarita de Borbón hermana de Juan Carlos

Margarita María de la Victoria Esperanza Jacoba Felicidad Perpetua de Todos los Santos de Borbón y Borbón-Dos Sicilias es la hermana menor de Juan Carlos. Ambos nacieron en Roma. Es la hija de Juan de Borbón Battenberg, Conde de Cataluña, y María de las Mercedes de Borbón-Dos Sicilias y Orleans.

Los padres de Margarita la dejaron, al igual que a sus hermanos, en las manos de una cuidadora prácticamente desde que nacieron. No fue hasta que tuvo dos añitos que la niñera les comunicó que algo raro pasaba con la visión de la pequeña. Efectivamente, los médicos corroboraron que Margarita era invidente de nacimiento y “nadie” se había dado cuenta en esos dos años.

Pese a no haber visto nunca, Margarita domina a la perfección varios idiomas y ha sido una mujer decidida y desenvuelta. Hasta tal punto que, al igual que la Reina Emérita Sofía, la menor de los Borbones es una amante de la música, solo que, en lugar del violonchelo, como su cuñada, ella es más de la música rock y ha acudido a conciertos como el de Rock in Río.

EL AMOR DE MARGARITA

Margot, como la llama su familia de forma cariñosa, conoció el amor en un hombre que no poseía sangre real. Esto hizo que Juan Carlos I no estuviese al principio demasiado conforme con dicha relación. Como todos los hermanos mayores, el Rey Emérito tenía miedo de que se aprovechasen de la situación de su hermana y que el joven médico, Carlos Emilio Juan Zurita y Delgado, que pretendía a Margot, fuese con malas intenciones y no por amor verdadero.

Los dos jóvenes se conocieron en una fiesta en casa del periodista y escritor Alfonso Usía y desde ese día prácticamente no se han separado. Después de un vigilado noviazgo de dos años, la pareja consiguió casarse. Esto le supuso a Margot la pérdida de sus derechos de sucesión al trono, tanto a ella como a todos sus descendientes.

La historia de amor de Zurita y Borbón ha demostrado, con el paso de los años, que era fuerte y real. Carlos y Margot han estado muy pendientes de la Fundación Amigos del Museo del Prado, de la que él mismo estuvo al frente durante mucho tiempo. Es un amante del arte y de la cultura.

FAMILIA DE MARGARITA

Margarita de Borbón y Carlos Zurita se casaron el día de la Hispanidad de 1972 y fruto de esa unión nació Alfonso Juan Carlos Zurita y Borbón, quien continúa soltero. También su hija, María Sofía Emilia Carmen Zurita y Borbón, quien les ha dado un nieto, Carlos, con el que tanto Margarita como su marido están locos de alegría.

PILAR DE BORBÓN

Pilar de Borbón

María del Pilar Alfonsa Juana Victoria Luisa Ignacia de Todos los Santos de Borbón y Borbón es la mayor de los hermanos. Es, de los tres, la única que nació en España, más concretamente en Cannes, Barcelona, el 30 de julio de 1936.

Es una gran apasionada de la equitación y domina a la perfección inglés, francés, portugués e italiano. Pese a haber reconocido que la educación por aquellos tiempos estaba más centrada en la del varón de los Borbón que en la de ella o la de su hermana.

EL AMOR DE PILAR

Al igual que su hermana Margot, Pilar también tiene una bonita, aunque corta, historia de amor. Ella se enamoró de otro plebeyo, perdiendo también, tanto ella como sus descendientes, cualquier opción a la sucesión al trono.

Ella abrió el camino a su hermana menor en lo que a casarse con alguien que no fuese de sangre real respecta. Sus padres no estaban de acuerdo con su relación. Ellos esperaban que se casase con algo más que un Vizconde, como era Luis. No fue hasta 1967 que la joven Pilar logró casarse con el amor de su vida con quien tuvo cinco hijos.

La tragedia no entiende de linajes y Luis Gómez-Acebo murió a la temprana edad de 57 años a causa de un cáncer linfático, el 9 de marzo de 1991. Los que lo conocieron dicen que era un hombre de una inteligencia y una afabilidad mesuradas.

Cuando el marido de Pilar murió, los primeros en acudir a consolarla fueron ni más ni menos que su cuñada, la Reina Emérita Doña Sofía y su hijo, el actual Rey de España, Felipe VI. En este caso, su hermano Juan Carlos tardó un poco más en aparecer al estar en un viaje en Granada.

FAMILIA DE PILAR

El matrimonio tuvo cinco hijos, cuatro niños: Juan Filiberto Nicolás, Bruno Alejandro, Luis Beltrán y Fernando Humberto; y una niña Simoneta Gómez de Borbón. El divorcio ha estado presente en cuatro ocasiones entre los hijos de Pilar de Borbón.

De ellos, tan solo hay uno que sigue casado con su primera esposa, y otro que está casado de segundas nupcias. La hermana de Juan Carlos perdió a su marido demasiado pronto para todo lo que luchó por su amor. Sin embargo, sus hijos le han dado once nietos que la tienen entretenida y en los que seguro encuentra semejanzas con su difunto esposo.

Comentarios