El consejero de Justicia, Interior y Víctimas de la Comunidad de Madrid, Enrique López, ha insistido hoy en que el control en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas “solo” ha detectado un tres por ciento de los casos positivos importados en la región, y ha lamentado que el Gobierno atienda el requerimiento de Baleares para poder realizar pruebas sanitarias en puertos y aeropuertos, y no responda a la petición del Ejecutivo madrileño.

“Hay que de alguna manera poner de manifiesto cómo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha entendido este mismo requerimiento que ha realizado la comunidad autónoma balear, mientras que con la Comunidad de Madrid nunca ha sido receptivo”, ha criticado el consejero en declaraciones a los medios tras su visita al servicio de orientación jurídica de los Juzgados de Plaza Castilla.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se comprometió ayer a reunirse con el Ministerio de Sanidad para valorar la petición de Baleares de aumentar el control en puertos y aeropuertos, más allá del tráfico internacional.

En esta línea, ha lamentado que el Ejecutivo regional lleva solicitando desde hace dos meses un plan específico para el aeropuerto que conlleve un mayor control de acceso y estudiando posibilidades de exigir pruebas PCR en origen.

Sobre la situación epidemiológica en la región, López ha expresado que “es una situación que preocupa y ocupa a la Comunidad de Madrid”, pero ha insistido en que “son conscientes” de que la región está en “una situación media respecto al territorio nacional”. “Estamos por debajo de Cataluña, Aragón o País Vasco”, ha asegurado.

Respecto a los rastreadores de coronavirus, ha detallado que se irán sumando en función de las necesidades de la región. También ha incidido sobre la contratación de la entidad Quirón Prevención que “lo importante es que hayan sistemas de rastreo eficaces porque de lo que se trata es ser proactivos e ir a buscar al virus allí donde está”.