Rosa María Mateo
Rosa María Mateo, administradora única de RTVE. Foto: RTVE.

La renovación de RTVE por parte de Pedro Sánchez tiene una cara: Rosa María Mateo, que se convirtió en administradora única de la Corporación Pública con el apoyo de Unidos Podemos y los nacionalistas.

Pablo Iglesias apoyó su nombramiento ‘con la nariz tapada’ después de su derrota mediática con sus candidatos afines, Ana Pardo de Vera, que acabó denunciando la estrategia de Podemos, y Andrés Gil, que renunció al puesto cinco minutos antes de evaporarse su candidatura.

La decisión de Rosa María Mateo de mantener como director de TVE a Eladio Jareño, exjefe de prensa del PP catalán, crispó los ánimos mientras desde Génova 13 se denunciaba “una purga” en los servicios informativos de TVE. Pero las razones de la soledad de Mateo son otras.

1INESTABILIDAD

La administradora única provisional de RTVE, Rosa María Mateo.

El nuevo Consejo de administración de TVE iba a escogerse en enero. Pero el concurso encalló y Mateo se mantendrá al menos hasta el 26-M. El Consejo de Informativos, muy crítico con la etapa de José Antonio Sánchez, ahora ha roto amarras con la administradora única.

Este organismo denuncia que “es necesaria la estabilidad en las más altas instancias de la Corporación, para poder desarrollar un proyecto de programación informativa con perspectivas de futuro”.

Es por ello que “es imprescindible atajar cuanto antes las interesadas campañas de desprestigio que, sobre todo, pretenden coartar el libre ejercicio profesional y transmitir una imagen deformada de sus informativos”.

El CdI dice que la administradora “se está manteniendo en el tiempo más de lo que sería deseable, teniendo en cuenta que seguimos aspirando a un Consejo de Administración elegido por concurso y en el que el Presidente cuente con el consenso parlamentario”.

Atrás