Albert Rivera
Albert Rivera. Foto: Flickr Ciudadanos (Cs)

Albert Rivera tiene un problema en Europa, aunque de momento no lo ha admitido. El líder de la formación naranja pactó el pasado sábado en cientos de municipios con PP, su socio preferente, y Vox. Y sucederá lo mismo en distintas Comunidades Autonónomas. El líder de Ciudadanos admitió que desde París le habían incluso “felicitado” por los acuerdos alcanzados, algo que ahora niega el entorno de Macron, y que deja aún más herido a Rivera.

Ha sido este mismo jueves cuando Rivera, ante una multitud de medios de comunicación, ha afirmado que no había recibido reproche de los partidos europeos como La República en Marcha de Macron. Para sorpresa de todas, la figura más destacada del partido ‘naranja’ ha señalado que le habían “felicitado” e incluso “aplaudido” por los pactos que ha alcanzado y que están por llegar, principalmente con el PP.

Pero sus palabras no se corresponden con la realidad. “No confirmamos esta información que es inexacta. No ha habido una declaración pública ni privada en este sentido”, sostiene un diplomático francés, en declaraciones al diario El País. Unas palabras que descartan que Rivera haya recibido ese honor por los tripartitos alcanzados y que ponen en duda su peso en Europa.

CIUDADANOS DEFIENDE SUS ACUERDOS

El líder de Ciudadanos, desde su irrupción a gran escala en España, ha defendido su posición de centro. Rivera ha definido su partido como liberal y constitucionalista, pero su apoyo al PP, con la fragmentación de la derecha, le ha llevado a servirse de Vox. Desde Europa consideran a esta formación de ultraderecha y siempre han exhibido su rechazo y su línea roja a aquellos que pacten con estos partidos.

Valls Ciudadanos

Los desencuentros entre Manuel Valls y Ciudadanos acaban en ruptura

Los desencuentros entre Manuel Valls y Ciudadanos, formación por la que se presentaba como candidato a la Alcaldía de la Barcelona, han terminado en ruptura. La dirección nacional de Ciudadanos ha decidido romper con la plataforma de Manuel Valls en el Ayuntamiento de Barcelona tras el apoyo a Ada C...

Rivera, por el momento, mantiene su estrategia de ignorar el apoyo de Vox. En Murcia y Castilla y León ya ha llegado a preacuerdos con el PP y ha mantenido su veto a los de Abascal, pero en última instancia es difícil entender que no haya acuerdos conjuntos, o aprobaciones a concesiones de PP a Vox. Los presupuestos en Andalucía dieron buena muestra de ello.

La estrategia de Rivera, tras estas declaraciones recogidas por El País y que le dejan en mal lugar, es sostener que Vox pinta poco en los Ayuntamientos y Comunidades donde ha requerido de su apoyo. De ahí que ahora su discurso pase por decir que las consejerías no tienen nada que ver con las concejalías de gobierno. Un plan bastante complejo a tenor de la valentía de Abascal por sentirse importante.

RIVERA RECULA

Horas más tarde Rivera ha puesto punto y final este jueves convulso. El líder de Ciudadanos ha optado por dar marcha atrás y su partido ha mencionado que Macron nunca le felicitó ni aplaudió, sino que Rivera hizo referencia a la formación del político francés, En Marche. 

“Tanto En Marche como el resto de socios liberales de Ciudadanos en Europa están muy satisfechos con el gran crecimiento de este partido, con sus resultados en las últimas citas electorales y con el hecho de que en apenas cuatro años se haya convertido en un partido de gobierno”, han comentado desde el partido naranja. 

Comentarios