Cómo ponerte una tirita en los dedos y que no se te caiga
Muchas personas cometen errores a la hora de de poner las tiritas en los dedos y por ello se caen.

Ponerte una tirita en los dedos cuando te haces una herida puede parecerte algo muy sencillo de realizar. Sin embargo, seguramente te haya ocurrido que, en más de una ocasión, esta se te ha caído al poco tiempo. Esto refleja que tiene una mayor complejidad de lo que se pueda pensar.

Este puede ser un problema cuando tienes algún tipo de corte, ampolla o lesión en las manos o los pies, sobre todo cuando llevar un vendaje te resulta incómodo o poco apropiado. A continuación te vamos a explicar todo lo que debes saber para ponerte una tirita en los dedos y que no se te caiga.

ERRORES AL COLOCAR LA TIRITA EN LOS DEDOS

ERRORES AL COLOCAR LA TIRITA EN LOS DEDOS

Cuando una persona sufre una herida acostumbra a ponerse una tirita, pero una vez que se coloca sobre la zona afectada, es habitual que no se queden bien ajustadas, con un lado que siempre queda separado de la piel.

Además, al colocarla en los dedos es habitual que, una vez transcurridos unos minutos, resulte incómodo poder flexionar los dedos. Además, poco tiempo después se cae, dejando de nuevo la herida expuesta a posibles agentes infecciosos.

En la gran mayoría de las ocasiones el problema no radica en las propias tiritas, sino en la forma en la que nosotros las colocamos en sus dedos. Por ello te vamos hablar de algunos trucos que debes tener en cuenta para que no te vuelva a ocurrir.

Comentarios