Isabel Celaá se ha convertido en un apoyo fundamental para Idoia Mendia. Foto: Socialistas Vascos.

El PSE quiere recuperar su perfil propio y rescatar la ilusión perdida tras haberse convertido en la muleta del PNV en el Gobierno vasco, las tres diputaciones y las tres capitales de provincia. Las encuestas son pesimistas para Idoia Mendia.

La secretaria general de los socialistas vascos es consciente de que el partido que lidera está sufriendo el abrazo del oso por parte de los ‘jetzales’, a los que apoyan en el Gobierno vasco, en las tres diputaciones forales y en las tres capitales de provincia de Euskadi.

El PSE disfruta de las consejerías de Trabajo, Turismo y Vivienda en el ejecutivo de Íñigo Urkullu mientras que el PNV le devuelve el favor en Madrid apuntalando la frágil mayoría de Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados.

EL PSE QUIERE RECUPERARSE EN BILBAO

La tierra de Ramón Rubial e Indalecio Prieto es uno de los objetivos del PSE para el 26-M. El actual teniente de alcalde, Alfonso Gil, repetirá como candidato del PSE a la alcaldía de Bilbao “para transformar la ciudad y crear horizontes ciertos para las personas”.

Gil ha recabado el apoyo de la portavoz gubernamental Isabel Celaá, pero las encuestas no son demasiado optimistas: un sondeo de EiTB pronostica que los socialistas mantendrán cuatro concejales en “el Botxo”, pero podrían caer hasta convertirse en cuarta fuerza.

No parece que tenga dificultades el alcalde peneuvista Juan Maria Aburto, ya que su partido ha gobernado la ciudad en la que Sabino Arana creó el PNV desde 1979. Gil intentará mejorar sus números con la promesa de crear “un segundo efecto Guggenheim para no morir de éxito”.

Casado

El PP vasco acentúa su mensaje fuerista tras la irrupción de VOX

El PP vasco no pasa por sus mejores momentos de representación ni vislumbra sus mejores perspectivas electorales. Es por ello que su presidente, Alfonso Alonso, ha decidido acentuar su mensaje fuerista con la intención de distanciar su discurso del de Ciudadanos y VOX.El ex alcalde de Vitoria af...

El teniente alcalde de San Sebastián, Ernesto Gasco (PSE-EE), se encuentra diseñando su candidatura. El próximo 2 de febrero está convocada una asamblea para cerrar la plancha electoral en la que previsiblemente aparecerá como número dos la hasta ahora diputada foral de Movilidad y Ordenación del Territorio, Marisol Garmendia.

Un sondeo de EiTB pronostica que los socialistas podrían mantenerse como segunda fuerza, pero perdiendo uno de sus concejales. Aun así podrían seguir apoyando al alcalde Eneko Goia (PNV) con seis ediles.

EL PACTO PNV-PSE PODRÍA PERDER VITORIA EN FAVOR DE EH BILDU

Tampoco hay demasiado optimismo en Vitoria, donde se estrena como candidata socialista Maider Etxebarria en sustitución del veterano Peio López de Munai, también teniente alcalde del jetzale Gorka Urtaran. El citado pronóstico dice que el PSE caería hasta el quinto puesto en la capital alavesa, perdiendo a uno de sus cuatro concejales.

PSE
Los líderes del PSOE, PNV, PSE y el lehendakari se reunieron el pasado año. Foto: Flickr PSOE.

Vitoria es la capital más imprevisible electoralmente pese a que el PP se ha difuminado, pudiendo caer desde el primer hasta el tercer lugar. Y es que un acuerdo entre EH Bildu y Podemos podría arrebatar la alcaldía al gobierno PNV-PSE.

El alcalde, Urtaran, ha tenido que prorrogar los últimos presupuestos de la legislatura tras haber renovado los de 2016 gracias a una moción de confianza que decidió su voto de calidad.

DIPUTACIONES Y MUNICIPIOS

El PNV tiene su mayor poderío en sus 123 años de historia y ha renovado su hegemonía de las últimas cuatro décadas gracias a que el pacto con el alicaído PSE ha amortiguado la subida de la izquierda abertzale.

Los jetzales gobiernan con los socialistas las diputaciones forales de Gipuzkoa, Bizkaia y Álava. En la diputación guipuzcoana gobernada por Markel Olano cuenta con tres socialistas en su gobierno: Denis Itxaso es teniente de diputado general y el PSE controla Cultura y Movilidad.

En Bizkaia, bajo gobierno de Unai Rementeria, dominan Empleo y Transportes. Y en Vitoria, con Ramiro González como diputado general, cuentan con Infraestructuras y Empleo. En esta Diputación han tenido que prorrogar presupuestos después de que EH Bildu, que se abstuvo para evitar que el PP siguiese gobernando, haya dejado en minoría al PNV-PSE.

Este acuerdo también alcanza a los municipios: el PNV controla 120 de los 251 municipios vascos y el PSE solo cuenta con la vara de mando en 9, entre ellos sus cuatro bastiones guipuzcoanos Irún, Eibar, Pasajes y Zumárraga tras quedarse sin su feudo vizcaíno de Barakaldo.

UN PACTO PROVECHOSO PARA EL PNV EN MADRID

En febrero el Gobierno vasco y el español iniciarán la negociación sobre un listado de 33 competencias pendientes de transferir a Euskadi. El PNV desea la gestión de prisiones, aunque el régimen Económico de la Seguridad Social seguirá fuera de las negociaciones pese a que aparece recogido en el Estatuto de Gernika.

PSE
Íñigo Urkullu, lehendakari por el PNV, en una reciente visita a La Moncloa. Foto: Web Gobierno vasco.

El ejecutivo de Pedro Sánchez se ha fijado el plazo de un año para ejecutar las transferencias mientras el PNV se mantiene fiel a La Moncloa pese a que otros socios como Unidos Podemos o los nacionalistas catalanes están barajando dejar en minoría al Gobierno central.

 

Comentarios