Ábalos, Sánchez, PSOE

La negativa de PP y Ciudadanos a facilitar la investidura de Pedro Sánchez ha llevado al PSOE a valorar todas las opciones. Una de ellas pasa por contar con la abstención de los independentistas, después de que Ábalos no lo haya negado esta misma mañana. No es la opción preferida por los socialistas, pero podría ser necesario para evitar nuevos comicios.

Así lo ha expresado el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, quien ha señalado que el propósito de Sánchez es salir investido en primera vuelta por mayoría absoluta y, si no lo consigue, obteniendo más ‘síes’ que ‘noes’ en segunda vuelta. ¿Incluyendo a los independentistas?, le han preguntado. “Incluidos los 350 diputados que nos merecen la misma consideración y cuentan exactamente lo mismo”, ha dicho.

Ábalos también ha resaltado que hoy por hoy existe “más voluntad de construir, numéricamente, que de obstruir, y eso sí que es al menos una nota esperanzadora”. Además, ha recordado, que “no hay alternativa” a una investidura de Sánchez, por más que se prolongue el proceso.

Pero no ha querido fijar aún plazos para la investidura, como ha hecho el diputado de Compromís, Joan Baldoví, que se ha mostrado convencido de que habrá gobierno antes de agosto, tras una o dos investiduras, tras reunirse este miércoles en el Congreso con Ábalos.

NO HAY DECISIÓN SOBRE LA FECHA DE LA INVESTIDURA

Aunque sí ha confirmado que es voluntad del Gobierno estar “el menor tiempo posible” en funciones. “Los plazos no son ni unos ni otros porque no están decididos”, ha precisado en referencia a las estimaciones de Baldoví.

Además de con Compromís, Ábalos se ha reunido en el Congreso con representantes de PNV y UPN. Los nacionalistas vascos han advertido al PSOE de que no tiene aún el apoyo de sus seis diputados, si bien aseguran que el objetivo final que persiguen es la estabilidad institucional.

Los dos diputados de UPN, por su parte, han condicionado su posible colaboración para que salga adelante la investidura de Sánchez a que los socialistas navarros dejen gobernar tanto en la comunidad foral como en el ayuntamiento de Pamplona a la coalición de Navarra Suma que conforman junto al PP y a Ciudadanos. En caso contrario, su voto será un no.

Ábalos ha destacado de sendos encuentros el espíritu “constructivo” con el que se han desarrollado y se ha comprometido a que la semana próxima el PSOE responderá a las propuestas recibidas, que han tenido mucho que ver con sus respectivos territorios. Tanto en Compromís, como en PNV y UPN, Ábalos ha visto una “actitud de colaborar y entenderse para que se produzca una investidura que permita la gobernabilidad”.

Comentarios