Puigdemont
Puigdemont durante una entrevista televisiva. Foto: TV3.

La Junta Electoral Central (JEC) ha rectificado su decisión y este mismo jueves ha proclamado como candidatos a las elecciones europeas al exvicepresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, y a los que fueron sus consejeros, Antoni Comín y Clara Ponsatí, todos ellos huidos de la justicia. Concurrirán en la lista de ‘Lliures per Europa’.

El organismo arbitral adopta esta decisión después de que el Tribunal Constitucional haya avalado este mismo jueves las candidaturas de los tres políticos fugados –Puigdemont y Comín están en Bélgica, mientras que Ponsatí reside en Reino Unido–.

Por eso, según la resolución recogida por Europa Press, la JEC ha acordado publicar de nuevo en el Boletín Oficial del Estado la candidatura de esta coalición con los nombres de Puigdemont, Comín y Ponsatí en los tres primeros puestos de la misma.

LA DECISIÓN NO FUE UNÁNIME

De esta forma, la JEC rectifica la decisión que adoptó el pasado 29 de abril cuando decidió excluir a los tres huidos de la candidatura europea de Junts al estar procesados en rebeldía en la causa del proceso independentista.

El organismo arbitral atendió entonces parcialmente los recursos que el PP y Ciudadanos para que no se diera vía libre a esta lista al concluir que los tres independentistas fugados no figuraban adecuadamente en el censo electoral y tampoco habían acreditado reunir las condiciones para ello. En ese contexto, les excluyeron por considerar que no eran electores y tampoco “elegibles”.

No obstante, la resolución generó un cisma en la propia JEC dado que el presidente del organismo, el vicepresidente y otras dos vocales firmaron un voto particular discrepante defendiendo que debía primar el derecho a presentarse a las elecciones.

CAMBIO DE NOMBRES

Tras esa primera decisión de la JEC, Junts sustituyó los nombres de los fugados en la candidatura europea por los del abogado de Puigdemont, Gonzalo Boye, como número uno, seguido del exalcalde de Barcelona Xavier Trias y, en el tercer puesto situó a la exsocialista Beatriz Talegón. Los tres fueron proclamados candidatos y sus nombres aparecieron en el BOE el 30 de abril.

En paralelo, Junts recurrió la decisión de la JEC ante un juzgado de lo Contencioso Administrativo de Madrid que, a su vez, derivó el asunto al Tribunal Supremo. Pero la Sección Cuarta de la Sala Tercera del Alto Tribunal respondió que el competente para resolver no era el Supremo sino el juzgado ordinario.

Eso si, pese a no ser competente, el Supremo entró al fondo de la cuestión y señaló que tanto Puigdemont como Comín y Ponsatí, “en cuanto ciudadanos españoles” tienen derecho a presentarse como candidatos al Parlamento Europeo y que el hecho de hallarse en rebeldía no les inhabilita para ello porque la Ley Electoral establece la “inelegibilidad” en el supuesto de que los candidatos estén condenados.

Ante esta tesitura, los juzgados de lo Contencioso-Administrativo validaron las candidaturas de los fugados, una decisión que fue recurrida ante el Tribunal Constitucional por Ciudadanos y por el PP. Este jueves el Constitucional ha inadmitido ambos recursos alegando que la candidatura europea de Junts no vulnera derechos fundamentales de otras formaciones, como planteaban los recurrentes.

Por todo ello, la Junta Electoral Central, reunida este jueves en el Congreso, ha acordado proclamar como candidatos a Puigdemont, Comín y Ponsatí y que se publique de nuevo en el BOE la candidatura completa de Junts incluyendo sus nombres en los primeros puestos.

Comentarios