Albert Rivera
Albert Rivera. Foto: Flickr Ciudadanos (Cs)

Ciudadanos mejoró con holgura los números que logró en 2015, pero se quedó muy lejos del ‘sorpasso’ soñado por Albert Rivera sobre Pablo Casado. La formación naranja ha rebajado su tono crítico contra el PSOE tras el 26-M, aunque previsiblemente priorizará los pactos con el PP en la Comunidad de Madrid, Castilla y León, la Región de Murcia o Aragón.

Rivera ha decidido centralizar los pactos a través de un comité de negociación que a priori no vetará al PSOE. La nueva estrategia que han emprendido tiene tres claves que buscan que Cs mantenga fuerza durante la próxima legislatura.

No quieren regalarle gobiernos al PP a cambio de nada; no quieren entrar en guerras internas contra algunos de sus barones (proclives a apoyar al PSOE); y no quieren aceptar las fotografías a tres que desea Vox, formación que protesta por el supuesto desprecio de Juan Marín en Andalucía.

IGNACIO AGUADO Y BEGOÑA VILLACÍS PODRÍAN APOYAR AL PP

Ciudadanos sabe que el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid son los dos campos de batalla más sensibles a nivel mediático y previsiblemente no habrá sorpresas: Begoña Villacís podría convertirse en la mano derecha de José Luis Martínez-Almeida en la alcaldía.

José Villegas

Ciudadanos se abre a pactos con el PSOE si reniegan de Sánchez

José Villegas, secretario general de Ciudadanos, ha expresado que lo más natural y factible para su partido es llegar a acuerdos con el PP en diversas Comunidades y Ayuntamientos. No obstante, no ha descartado la posibilidad de apoyar gobiernos socialistas, siempre y cuando estos candidatos "renie...

E Ignacio Aguado ha señalado que priorizará sus pactos con el Partido Popular de Isabel Díaz Ayuso. Ángel Gabilondo parece que ha bajado los brazos a pesar de los deseos de Ferraz y podría convertirse en nuevo ministro de Pedro Sánchez.

EL CANDIDATO DE RIVERA EN ARAGÓN PODRÍA SER PRESCINDIBLE

Ciudadanos se ha disparado de cinco a doce diputados en Aragón, pero ha quedado lejos de superar al PP. Su candidato, Daniel Pérez, ha rebajado en Es Radio las voces que indicaban desde Madrid que Cs podría apoyar a los “barones rebeldes con Pedro Sánchez“, en clara referencia al aragonés Javier Lambán.

Pérez explica que el presidente socialista en funciones “ha sido incapaz o no ha querido fijar una posición clara (…) Es verdad que Lambán volvió a lanzarnos un guiño, pero fue un minuto después de tener claro que no podía sumar por la izquierda”.

La intención de Cs es que Sara Fernández, candidata naranja a la alcaldía de Zaragoza, se haga con la vara de mando. Pero el gran resultado del popular Jorge Azcón dificultarán el acuerdo. También es evidente que los diputados de Ciudadanos serán prescindibles si el PSOE llega a un acuerdo a nivel autonómico con el PAR.

¿CAMBIO EN LA REGIÓN DE MURCIA?

La candidata naranja Isabel Franco se mostró exultante tras elevar los números de Cs en la Región de Murcia: “Les prometimos a nuestros votantes que su voto sería el más útil y así ha sido. Vamos a ser decisivos tanto en la Comunidad como en municipios como Murcia, Lorca, Caravaca de la Cruz, Las Torres de Cotillas, Albudeite, Aledo, Cehegín, Fuente Álamo, Fortuna, Pliego o Ceutí”.

Rivera
Albert Rivera durante una entrevista en Telecinco.

Parece factible que Ciudadanos apoye al presidente popular Fernando López Miras, pero tampoco está descartado que el socialista Diego Conesa, que logró el primer triunfo para el PSOE en 28 años, se convierta en presidente con el apoyo de los naranjas.

FRANCISCO IGEA, UN VERSO LIBRE

Albert Rivera disfruta de un gran confort en Ciudadanos que contrasta con las batallas internas del PP, PSOE o Ciudadanos. Cierto es que a nivel autonómico tiene una baronía rebelde: Francisco Igea, único candidato que no estuvo apoyado por José Manuel Villegas.

Igea ganó tras denunciar el ‘pucherazo’ que dio el triunfo a Silvia Clemente, avalada por Rivera, y ahora ha recalcado que Castilla y León ha pedido un cambio tras 32 años de hegemonía del PP. El popular Alfonso Fernández Mañueco aspira a conseguir la presidencia, pero el socialista Luis Tudanca quiere la abstención de los naranjas tras ganar.

LAS DOS COMUNIDADES EN LAS QUE PODRÍAN SORPRENDER

Podemos ha visto reducida su fuerza en Asturias y La Rioja, pero en ambas comunidades tiene la llave para investir a los socialistas Adrián Barbón y Concha Andreu. Aunque Cs podría robársela a los morados.

Tampoco está descartado que Cs haga presidente en Canarias a Ángel Víctor Torres, que ahora está en manos de Podemos, Nueva Canarias y de la polémica Agrupación Socialista Gomera de Casimiro Curbelo. Los naranjas, por lo pronto, han vetado a Fernando Clavijo, presidente en funciones imputado de Coalición Canaria.

Lo que está claro es que cualquier pacto con el PSOE podría pasar porque Rivera obligue a Sánchez a permitir la investidura del regionalista Javier Esparza en Navarra para que el PSOE no dependa del apoyo de Geroa Bai y de la abstención de EH Bildu.

RUIDO DE SABLES EN BARCELONA

Ada Colau reconoció su derrota en Barcelona por menos de 5.000 votos respecto al independentista Ernest Maragall y se ha mostrado abierta a apoyar a ERC si prioriza su discurso social sobre un pacto identitario con Junts per Catalunya.

Pero la tercera y la cuarta fuerza se han apresurado a jugar sus cartas: Miquel Iceta ha dicho que harán todo lo posible para evitar un gobierno de Maragall y Manuel Valls amagó con romper con Cs por pactar con Vox en Madrid para quedarse con tres concejales que podrían dar la alcaldía a Colau.

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos

El plan trazado por Rivera en campaña para gobernar en cuatro años

No ha transcurrido siquiera un mes desde que concluyeron las elecciones generales y hay quien mira ya a la siguiente convocatoria. Albert Rivera ha trazado un minucioso plan en la campaña electoral para intentar erigirse como el próximo presidente del gobierno dentro de cuatro años. El líder de Ci...

Estas declaraciones podrían tener una explicación: Valls y Rivera se reparten a medias los seis concejales que han sido elegidos. El exprimer ministro francés evitaría manchar a Cs e imposibilitaría un gobierno de ERC con sus tres concejales y los tres concejales de Rivera no se verían obligados a apoyar a Colau. Un plan perfecto.

Comentarios