valls
Manuel Valls en una intervención en la Asamblea francesa. Foto: Flickr.

Se ha hecho esperar, pero, finalmente, Manuel Valls se ha decidido. Se presentará a las elecciones municipales de 2019 en Barcelona. Todo hace indicar que el ex primer ministro francés lo hará con sus propias siglas ya que no mencionó a Ciudadanos  en su acto, así que no parece que piense incluir el nombre de la formación naranja en su candidatura. 

Si es así, el riesgo para Cs es claro: quedar desdibujado en la capital de la tierra donde nació, CataluñaFue a finales de abril cuando el ex primer ministro francés desveló que Ciudadanos le había propuesto concurrir a esos comicios, y poco después Albert Rivera lo confirmó.

“Ciudadanos está abierto a que gente como el señor Valls esté presente en nuestras listas electorales”, dijo entonces el líder del partido. Durante estos cinco meses, no se han dado detalles sobre esa hipotética candidatura y desde Cs se limitaban a decir que confiaban en que el ex jefe del Gobierno francés aceptase su oferta.

Aunque en un primer momento Rivera hablase de la lista electoral de Ciudadanos, después se detalló que la candidatura encabezada por Valls en Barcelona sería en realidad una “plataforma transversal”, que incorporaría a independientes y estaría abierta a otros partidos no independentistas, si bien posteriormente tanto el PP como el PSC rechazaron participar.

Revilla

La resurrección de Ciudadanos en Cantabria amenaza la mayoría de Revilla

La mayoría de Miguel Ángel Revilla podría peligrar en las elecciones autonómicas de 2019 por el previsible crecimiento de Ciudadanos, que ha cosido sus heridas tras el bronco verano del año pasado. Por aquel entonces la formación naranja forzó la salida orgánica de su número dos en la región, Juan R...

El propio ex primer ministro socialista reducía el peso de Ciudadanos en la ecuación al referirse a la propuesta que había recibido de “gente de Barcelona, empresarios, sindicalistas, responsables políticos y la organización política de Cs”. Rivera insistía en que, aunque hubiera una importante presencia de la sociedad civil, “la fuerza” de la candidatura sería Ciudadanos, pero parece que será Valls el que decida quiénes formarán parte de la misma.

Igualmente, será Valls el que determine quiénes estarán presentes en el acto en el que comunicará su esperada decisión. Al final, el único representante de Cs en el lanzamiento de la candidatura ha sido Ignacio Martín Blanco, diputada de la formación naranja en el Parlamento.

Tanto Rivera como Inés Arrimadas se limitaron a escribir comentarios en Twitter sobre el paso dado por Valls. En cuanto a la fórmula de la candidatura electoral, que ambas partes empezarán a negociar a partir de esta semana, todo apunta a que será también el político francés quien lleve la voz cantante.

CIUDADANOS DEJARÁ HACER A VALLS

Si la marca Ciudadanos no aparece en la papeleta, el partido presidido por Rivera ya no podrá seguir sacando pecho como lo hacía al compararse con Podemos, cuando criticaba a la formación morada por haberse presentado a las municipales de 2015 en confluencia con otras fuerzas o plataformas.

No es nuestra fórmula preferida, pero tenemos una situación excepcional en Barcelona y Cataluña y necesitamos ser todos un poco generosos”, argumentó Inés Arrimadas. En Ciudadanos prefieren dejar hacer a Valls y admiten abiertamente que por encima de todo está alcanzar el objetivo que se han fijado: ganar Barcelona.

cantó ciudadanos

El arriesgado salto de Toni Cantó a la política valenciana

El diputado de Ciudadanos Toni Cantó, una de las caras más conocidas de la formación naranja, tiene previsto lanzar en los próximos días su candidatura a la presidencia de la Generalitat valenciana ante la posibilidad de que Ximo Puig decida convocar elecciones autonómicas por anticipado.Cantó d...

Saben que es una operación de riesgo, pero quieren jugársela porque creen que hay posibilidades de que les salga bien, de que Valls supere en las urnas tanto a la alcaldesa Ada Colau como a los partidos independentistas.

Manuel Valls, que nació en Barcelona y cuyo padre era catalán, ha vivido desde la adolescencia en Francia y allí ha desarrollado toda su carrera política, mientras que a su ciudad natal solo ha ido de visita o en vacaciones. Hasta qué punto esto supondrá un hándicap para él en las elecciones, está por ver, aunque probablemente la polarización entre separatismo y unionismo en la campaña electoral hará que, pese a tratarse de unos comicios municipales, los asuntos locales pierdan relevancia.

Comentarios