Albert Rivera
Albert Rivera, líder de Ciudadanos.

El objetivo de Pedro Sánchez tras un excelso triunfo en las elecciones generales era mantener la cautela en torno a la formación de su gobierno. Sin mostrar cartas, sin dar pistas que pudieran pasarle factura en los comicios municipales, autonómicos y europeos del próximo 26 de mayo. Sus militantes le gritaron “con Ciudadanos no” y él se ha acercado a Unidas Podemos. Con los independentistas no ha sido tan fácil. La designación de Batet y el “no te preocupes” de Sánchez a Junqueras han llevado a PP y Ciudadanos a hablar de un acercamiento del PSOE con los independentistas.

DE ICETA A BATET

Manuel Cruz ha sido elegido este martes presidente del Senado, pero quedó de manifiesto que la primera apuesta de Sánchez era Miquel Iceta. Proponer como candidato a una figura que en el pasado criticó el encarcelamiento de los separatistas fue todo un guiño a Cataluña. Aunque ni con esas alcanzó un consenso, después de que ERC expresara su enfado por la falta de diálogo y acuerdo para esta designación.

Meritxell Batet, nueva presidenta del Congreso, tampoco ha recibido el apoyo de ERC ni Junts Per Catalunya, aunque sí los de del PNV, entre otros. El pasado de la socialista es de sobra conocido. “Sería mejor que no hubiera presos para poder hacer política en Cataluña”, comentó hace menos de un año. Un mensaje que no extrañó a nadie, debido a que apoyó en el Congreso un referéndum independentista pactado hasta en tres ocasiones. Una figura permisiva y dispuesta a aceptar esta segregación.

La última medida del PSOE en la composición de las mesas ha sido proponer a Imanol Landa, de PNV, que ha terminado por dejar al PP con tan sólo dos de los siete puestos en el órgano de la institución, Una decisión que ha sentado muy mal a los populares, tras un acuerdo por el cual tendrían tres representantes, y que el PSOE ha defendido al decir que “no se fían” tras ver cómo han actuado en las últimas votaciones.

EL “NO TE PREOCUPES” A JUNQUERAS

El inicio de esta XIII Legislatura ha estado indudablemente marcado por la presencia de los políticos presos y por las distintas formas de acatar la Constitución que han generado un enorme revuelo. En ese marco se ha producido el cruce entre Junqueras y Pedro Sánchez. El presidente del Gobierno en funciones le ha preguntado “¿Qué tal estás?” y el líder de ERC le ha respondido un claro “tenemos que hablar”. El PP ha denunciado poco después que el líder del PSOE le ha mandado un mensaje claro: “No te preocupes”.

Pedro Sánchez

García Egea ha difundido un vídeo en el que se aprecia esta afirmación y ha aprovechado para pedir el voto a los ciudadanos y decir que “lo único que puede preocupar a Junqueras y a los juzgados por golpistas es un voto al PP”. Algo que también ha servido a Ciudadanos para afirmar que el PSOE ya tiene listo un Gobierno con “los populistas e independentistas”.

Ciudadanos se desdibuja en Cataluña tras la decepción del 28-A y el éxodo de su cúpula

Ciudadanos llega escaso de ánimos a las elecciones municipales del 26-M en Cataluña. Las sucesivas marchas de sus líderes en apenas un lustro, Albert Rivera en 2014 e Inés Arrimadas en 2019, han dejado huérfano al partido naranja.Los resultados de las elecciones generales tampoco despertaron dem...

El PSOE, por último, se ha mostrado abierto a que Junts per Catalunya tenga un grupo propio en el Senado, con el préstamo de otros, como ya sucedió en la anterior legislatura. El Portavoz del PSOE en esta cámara, Ander Gil, cree que serviría para “fomentar la participación y el diálogo”. Junts necesitaría al menos dos representantes más (sólo tiene cuatro) para tener un grupo propio que da acceso a 15.200 euros al mes y a un mayor tiempo de intervención.

Comentarios